Menú Buscar
Mariano Rajoy en una imagen de archivo / EFE

Rajoy impidió que se usara su nombre durante la reunión de apoyo a Casado

El expresidente envió un SMS a los integrantes del G-8 en la víspera de las primarias del PP en el que pidió expresamente “no uséis mi nombre” y criticó el "odio” a Santamaría

2 min

Mariano Rajoy intentó desmontar la cumbre de los exministros de Gobierno que apoyaron a Pablo Casado en su camino hacia la presidencia del PP. El grupo del llamado G-8 se reunió en la víspera del Congreso extraordinario del Partido Popular, lo que puso furioso al expresidente, quien llegó exigir que no utilizaran su nombre en declaraciones o manifiestos posteriores.

Según declaraciones recogidas por El Mundo, algunos asistentes a la reunión, aseguraron que Rajoy no quería que se visualizara que sus exministros apoyaban a Casado, por lo que pidió que se dijera que eran “exministros de España a secas” en lugar de exministros de Rajoy.

'Marianistas'

El G-8 se formó durante la primera legislatura por ministros a los que unía su especial amistad con Mariano Rajoy y su distanciamiento con Soraya Sáenz de Santamaría. En un SMS del expresidente, se manifiesta su enfado por el "odio” que según él se estaba mostrando hacia su exvicepresidenta y enseñaba un claro enfado por el distanciamiento de las candidaturas. 

Los asistentes a la comida con Casado se autodefinen como “marianistas” aunque consideraron necesario difundir su apoyo hacia el joven candidato. “Se estaba dando la imagen en las primarias de que era una batalla del marianismo contra el aznarismo, cuando era falso. Nosotros quisimos dejar claro que varios exministros de Rajoy estábamos con Pablo”, explicó uno de los comensales. 

EL G-8

A la reunión asistieron, además de Casado, José Manuel Soria, Rafael Catalá, María Dolores de Cospedal, José Manuel García-Margallo, Isabel García Tejerina, Dolors Montserrat y Juan Ignacio Zoido. Jorge Fernández Díaz no pudo asistir, pero se sumó al manifiesto. A todos, Casado ofreció cargos en el partido. 

Finalmente, no se utilizó el nombre de Rajoy a la hora de redactar el manifiesto, aunque Casado resaltó que le apoyaban dos terceras partes de los gobiernos de Rajoy.