Menú Buscar
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy / EFE

Rajoy asegura que impedirá que cualquier declaración de independencia "se plasme en algo"

El presidente del Gobierno insta al catalanismo pactista y moderado a alejarse de "extremistas, radicales y de la CUP"

8 min

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que el Gobierno "va a impedir que cualquier declaración de independencia se plasme en algo" y que "España va a seguir siendo España y lo va a seguir siendo durante mucho tiempo".

En una entrevista concedida al diario El País, Rajoy pide al catalanismo pactista y moderado que vuelva y se aleje de "extremistas, radicales y de la CUP".

A tres días de la posible DUI

Estas declaraciones se producen a tres días de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, comparezca en el Parlament el próximo martes con la incógnita de si declarará la independencia.

El único punto del día de esa jornada parlamentaria es la comparecencia de Puigdemont para "informar de la situación política actual", aunque la CUP --grupo que apoya en la cámara a la coalición del Gobierno catalán-- ha indicado que el pleno debe servir para ratificar los resultados del referéndum y declarar la independencia.

El Tribunal Constitucional suspendió una petición de comparecencia en pleno del president para el lunes 9 por hacer mención a la ley de referéndum.

155 y estado de excepción

En la entrevista, Rajoy también ha asegurado que no descarta aplicar el artículo 155 de la Constitución española en absoluto, pero que antes de aplicar medidas como esta o el estado de excepción tendrá que hablar, según se vayan produciendo los acontecimientos en Cataluña, con otras fuerzas políticas.

"Yo no descarto absolutamente nada de lo que dice la ley. Lo que tengo que hacerlo es a su tiempo, que es lo más importante en este momento. Lo ideal sería que no hubiese que tomar soluciones drásticas, pero para ello tendrían que producirse rectificaciones", ha señalado.

Asegura que no habrá secesión

El presidente del Gobienro ha asegurado que España "no se va a dividir" y que la "unidad nacional" se mantendrá. "Emplearemos para ello todos los instrumentos que nos da la legislación. Corresponde al Gobierno tomar la decisión y hacerlo en el momento concreto. Hemos oído a mucha gente. Creo que sabemos lo que piensan los españoles. Y deben saber que el Gobierno también conoce lo que tiene que hacer", ha subrayado.

Y ha advertido de las consecuencias económicas negativas del proceso secesionista: "Ahí vemos las consecuencias económicas en los sectores del turismo, en los sectores empresariales. Los mercados empieza a ponerse nerviosos. Cuanto más tiempo pase sin que retiren la declaración de independencia, peor para todos. Y aún están a tiempo".

Mossos

Al ser preguntado sobre la actuación de los Mossos d'Esquadra en el 1-O, Rajoy ha respondido que tanto estos como la Policía Nacional y la Guardia Civil estaban en Cataluña bajo las órdenes de los jueces, por lo que son ellos quienes deben decir si actuaron de forma correcta o no, al tiempo que ha confirmado que los agentes desplazados a la comunidad catalana continuarán allí "mientras las cosas no vuelvan a la normalidad".

"Creo que las autoridades políticas de la Generalitat de Cataluña han hecho un daño muy importante al prestigio de los Mossos d'Esquadra. Lo creo con absoluta franqueza. A partir de ahí, ¿confiamos o no confiamos?", ha matizado.

Europa

Por otro lado, Mariano Rajoy ha advertido de que todo lo que está aconteciendo en Cataluña también es "batalla de Europa" porque se están jugando los "valores europeos". "Animo a Europa a que continúe con lo que está haciendo, defendiendo la unidad de las naciones, defendiendo el cumplimiento de la ley, defendiendo las Constituciones de los países", ha indicado.

"Hace unos días decía el ex primer ministro francés Manuel Valls, y con razón, que si dejamos que esto vaya adelante luego vendrán otras cosas en otros lugares del continente. Y eso no es aceptable. Por tanto, esta es una batalla en la que los valores de Europa están en juego. Estoy convencido de que todos los Gobiernos europeos seguirán apoyando la Constitución y el cumplimiento de la ley", ha sostenido.

Relación con PSOE y Ciudadanos

Rajoy ha afirmado que mantiene un diálogo "bastante fluido" con el PSOE y Ciudadanos, aunque no tiene la intención de volver a plantear un tripartito "en estos momentos". "Eso ayudaría, pero es suficiente que vayamos juntos en estos momentos tan difíciles. Es mi obligación y sería insensato no actuar de esta manera. No estamos hablando de la tarifa del IRPF, estamos hablando de la unidad de España", ha subrayado.

Acerca del líder de Podemos, Pablo Iglesias, el jefe del Ejecutivo ha señalado que ni es "consciente" de la importancia de algunas cosas ni tiene posición obre lo más importante que pasa en España.

Descarta un adelanto electoral

Ante el desafío catalán Rajoy no tiene "ninguna" intención de adelantar las elecciones generales en España. Me parece un disparate. Creo que eso es malo para España y sería un mensaje pésimo para nuestros socios europeos. Las situaciones de inestabilidad hacen muchísimo daño. Eso es lo que está ocurriendo ahora en Cataluña", ha mantenido, al tiempo que ha considerado que tampoco es momento de hablar de una posible reforma de la Constitución.

"En el futuro se puede hablar de muchas cosas. Lo que le puedo decir es que a algunas cosas no voy a renunciar, como son la soberanía nacional y la unidad nacional. Pero se puede hablar y dialogar. Hay ya una comisión en el Congreso. Pero todo eso es para el futuro y sin que tenga nada que ver con el desafío de estos días", ha concluido.