Menú Buscar
Mariano Rajoy (con corbata roja), junto a Juan José Brugera, presidente del Círculo de Economía en su llegada a la reunión del lobi empresarial / CG

El empresariado catalán reclama a Rajoy estudiar un mejor encaje entre Cataluña y España

El Círculo de Economía también exige al presidente del Gobierno incluir en la agenda pública "el debate sobre las causas de la corrupción” y las actuaciones necesarias para evitarla

Maria Jesús Cañizares / Cristina Farrés
3 min

El empresariado catalán ha reclamado este sábado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que estudie una mejora del encaje entre Cataluña y España. En la clausura de la XXXIII reunión del Círculo de Economía, el presidente del lobi, Juan José Brugera, ha recordado a Mariano Rajoy que la encuestas sugieren un apoyo mayoritario a replantear las condiciones actuales de la autonomía.

Por lo que le anima a “abrir esta vía” para dar respuesta a la inquietud social. Reconoce un conflicto “indiscutiblemente de naturaleza política”. Y por ello, “la solución sólo se alcanzará desde la política”, ha aseverado Brugera.

Enquistamiento social y económico

El Círculo manifiesta que la dinámica hasta la fecha de “mantener las cuestiones propias” sólo llevan a un callejón sin salida: “el enquistamiento social y económico”. Por lo que pide a Rajoy, como hizo con el presidente catalán, Carles Puigdemont, que se aborde una “negociación de forma clara, completa y honesta desde todos los ámbitos”.

Preocupa que la tensión entre ambos Ejecutivos se lleve por delante la “incipiente recuperación”. Por todo ello, el foro empresarial pide que ambas partes impulsen un “esfuerzo máximo para encauzar el conflicto por la vía del diálogo y la transacción”. Una reclamación en línea a la nota de opinión del Círculo de Economía que se publicó en marzo. Fue la primera de la presidencia de Brugera.

El peligro de la corrupción

No es sólo es la cuestión catalana la que puede lastrar la consolidación económica. El Círculo de Economía ha alertado a Rajoy de la “indignación social por la corrupción” que puede “deteriorar la vida pública”.

“La resolución no puede recaer exclusivamente en el sistema judicial”, ha aseverado el también presidente de Colonial. En este sentido, el lobi empresarial exige al Gobierno que incluya en la agenda pública "un debate sobre las causas de corrupción”. No debería quedar ahí. Además de identificarlas, debe incidir en las actuaciones que sea necesario implementar para “evitar situaciones iguales en el futuro”.