Menú Buscar
Una imagen de Quim Torra junto a Elsa Artadi sujetando un lazo amarillo / EFE

Quim Torra le pasa el marrón de los lazos amarillos a los 'consellers'

El presidente de la Generalitat mantendrá la pancarta de "Libertad presos políticos" en el balcón del Palau de la Generalitat con la oposición de la Junta Electoral

19.03.2019 13:46 h.
5 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha decidido mantener la pancarta con el lazo amarillo en el balcón del Palau de la Generalitat --y ha dado carta blanca a los consellers para que hagan lo que estimen oportuno en sus respectivos ámbitos de competencia--, por lo que hace caso omiso al plazo de 24 horas establecido ayer por la Junta Electoral Central (JEC) para retirar los símbolos partidistas de los edificios públicos.

En la rueda de prensa posterior al consejo ejecutivo, la portavoz Elsa Artadi ha anunciado que el president ha comunicado al resto de compañeros del Govern "la decisión de mantener la pancarta" para "preservar a libertad de expresión". El Gobierno autonómico se suma así al portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, que pedía que se mantuviera la simbología independentista.

Denuncia de Cs

Ciudadanos presentó ante la JEC un recurso para obligar al ejecutivo catalán a retirar los símbolos amarillos, esteladas y carteles a favor de los políticos presos. Esta institución dio la razón al partido naranja y dio 48 horas a Torra para que ordenara la retirada de estos elementos para mantener la neutralidad durante la campaña electoral. 

El president presentó alegaciones a la decisión, aunque Ciudadanos llevó a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por si el Govern incurría en un delito de desobediencia y delito electoral. Ahora la Junta había dado 24 horas como ultimátum para quitar los lazos amarillos de las instituciones públicas, que finalizan este martes, con el riesgo de incurrir en responsabilidades penales en caso de no acatar la orden.

Síndic de Greuges

Además de negarse a cumplir este segundo plazo, Torra ha pedido un informe a los servicios jurídicos de la Generalitat y se ha comprometido a seguir las recomendaciones que le dé el Síndic de Greuges, Rafael Ribó.  El presidente autonómico ha enviado un nuevo escrito a la JEC en el que manifiesta su desacuerdo, pide la "susepensión del plazo" alegando la "imposibilidad" de retirar los lazos debido al gran número de edificios públicos que gestiona la administración autonómica y le informa de que va a pedir consejo al Síndic de Greuges.

Artadi ha avanzado que Torra, como el conjunto del Govern, van a seguir la recomendación que le dé el defensor del pueblo catalán, incluso si no está de acuerdo con ella.

Actuación coordinada

Segú Artadi, no ha habido "discrepancia" por parte de los consellers durante la reunión del ejecutivo en cuanto a la postura a adoptar en esta cuestión. Y, en todo caso, Torra "no ha dado ninguna orden" a los consellers ni a los funcionarios sobre lo que deben hacer, dejando que cada uno actúe con "libertad".

Aunque la portavoz ha asegurado que, en lo referente a las sedes centrales de los departamentos de la Generalitat --que son competencia directa de cada consejero--, se abordará el asunto de forma coordinada, para evitar dar una imagen "de no unanimidad del Govern". Así, ha garantizado que al final "las trece sedes de los trece departamentos actuarán de la misma manera" y ha aseverado que, en este momento, no se han retirado los lazos. Caso distinto es si hay un requerimiento de la JEC a un funcionario relativo a alguna sede de servicios territoriales, situación en la que Torra no va a pedir mantener los lazos, porque no quiere poner "en riesgo" a trabajadores públicos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información