Menú Buscar
Quim Torra, presidente de la Generalitat / EFE

El Gobierno de la Generalitat amaga de nuevo con la desobediencia

Torra afirma que si el Gobierno de Pedro Sánchez no levanta la suspensión de las leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional sobre cuestiones “sociales”

25.09.2018 14:20 h.
3 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha amagado de nuevo este martes en recuperar la desobediencia. Lo ha hecho en la presentación del plan del Govern para los próximos cuatro años --ya que espera completar la legislatura-- en referencia a las leyes de corte social que se aprobaron en la anterior legislatura y fueron suspendidas por el Tribunal Constitucional por pisar presuntamente competencias estatales.

El líder del ejecutivo catalán ha reconocido que el Gobierno de Pedro Sánchez ya ha levantado la suspensión de una de estas normas, la de la salud universal en junio. Pero lo hizo porque volvió a restituirla en toda España y no sólo en Cataluña.

Normas suspendidas

Persiste la suspensión de la regulación que se hizo sobre el cambio climático, que implicaba entre otras cuestiones gravar las emisiones; la norma para hacer frente a los desahucios o la ley catalana de la Agencia de Protección Social, que implicaba la creación de la Seguridad Social catalana, entre otras.

Torra exige al Gobierno socialista que levante las cusas que se presentaron contra las medidas. Si no lo hace, advierte que la Generalitat las volverá a activar de forma unilateral.

Aprobación unilateral

“Reconocemos que el actual Gobierno es de progreso y está comprometido con las políticas sociales”, ha indicado en su comparecencia ante los medios, “debería levantar la suspensión del resto de las normas de forma inmediata”. Señala que tienen la puerta abierta a negociar la fórmula que se debe usar, pero que el objetivo final debe ser su aplicación.

“Si no levantan ellos la suspensión, lo haremos nosotros”, ha sentenciado.

"Restitución" de Puigdemont y Constitución

En esa línea de desafío, Torra también ha destacado entre los objetivos fundamentales de su mandato la "restitución" del expresident Carles Puigdemont y la puesta en marcha del Foro Social, Cívico y Constituyente.

Este espacio de debate --que dependerá de la consejera de Presidencia, Elsa Artadi-- se encargará de "trazar las líneas de lo que el país se propone en su marcha imparable hacia la República catalana y las bases de la Constitución de Cataluña". El grupo impulsor del foro estará en funcionamiento antes del 15 de octubre, tendrá una composición "amplica, plural, muy diversa" y tendrá "delegaciones en todas las veguerías".