Menú Buscar
Carles Puigdemont en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

Puigdemont y Comín renuncian a sus actas de diputados del Parlament

El expresidente catalán y el 'exconseller' de Salud deben dar este paso para ser eurodiputados

Gerard Mateo
3 min

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y el exconseller de Salud Toni Comín han renunciado este martes a las actas de diputados del Parlamento catalán.

Desde Waterloo (Bélgica), adonde escaparon tras proclamar la DUI con el fin de evitar la acción de la justicia española, Puigdemont y Comín han firmado de su puño y letra esta renuncia, "trámite necesario para ser eurodiputado".

renuncia Puigdemont
La renuncia de Puigdemont al acta de diputado del Parlament

"Los dos cargos son incompatibles", explica JxCat en Twitter. De hecho, el escrito que ha registrado Puigdemont, dirigido a la Mesa del Parlament, expone que presenta la renuncia al acta con base en lo que establece el artículo 24 del reglamento de la Cámara catalana: "Y, para que conste y tengan carácter inmediato todas las consecuencias y los otros efectos jurídicos que correspondan, firma este documento".

El Parlamento Europeo reconoció formalmente el lunes la condición de eurodiputados de Puigdemont, Comín y de Junqueras, a la espera de que completen los trámites legales necesarios para asumir el acta. El reconocimiento definitivo no será efectivo hasta la sesión plenaria que comienza el próximo 13 de enero.

La Eurocámara reconoce a Junqueras, Puigdemont y Comín como eurodiputados / EUROPA PRESS

Junqueras

Por su parte, la defensa del líder de ERC en prisión, Oriol Junqueras, ha presentado un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. Los abogados del republicano reclaman que en el plazo máximo de 48 horas suspenda el fallo de la Junta Electoral Central (JEC) que rechazó el pasado viernes otorgarle la credencial de eurodiputado al estar condenado en firme por un delito de sedición.

La defensa pide al alto tribunal aplicar esta medida con carácter cautelarísimo, es decir, sin tener que pedir audiencia al resto de partes. La razón es que entiende que, de no suspenderse, el acuerdo de la JEC se provocaría a su representado "daños irreparables e irreversibles" al obligar a sustituirle en la Eurocámara por el siguiente miembro de la lista de ERC.