Menú Buscar
El consejero de Presidencia, Jordi Turull (i), y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (d) / EFE

Puigdemont ‘combatirá’ el 155 en el Tribunal Constitucional

Turull, portavoz del Govern, anuncia las medidas que tomará el Ejecutivo autonómico contra la aplicación del artículo

3 min

El pulso entre el Gobierno y el Govern escribe un nuevo capítulo. Atrás quedaron las escenas en las que el Ejecutivo catalán quería imponer sus ideas por encima de la ley. Ahora, aunque en el marco del mismo conflicto, desde la Generalitat miran con lupa cómo desde Madrid aplican la legalidad.

Llegados a este punto, el Gobierno ha iniciado la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Una medida que jamás se ha utilizado y que no está calibrada. Hay flecos sueltos. Desde la plaza Sant Jaume creen que las medidas invocadas “sobrepasan los límites” para los que estaba previsto el 155. Y recurrirán, según el conseller de Presidencia y portavoz, Jordi Turull.

Medidas cautelarísimas

Lo harán, paradójicamente, en el mismo tribunal que suspendió la Ley del referéndum, el Constitucional (TC). Una prohibición que la Generalitat se saltó. Ahora el Govern espera que la justicia le dé la razón en sus peticiones. El mismo presidente catalán, Carles Puigdemont, por su parte, presentará un recurso de amparo ante el TC cuando reciba el requerimiento del Senado para las alegaciones.

El Govern solicitará por vía administrativa que “se declare nulo” el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado sábado, sobre las acciones derivadas del 155. Y pedirá medidas “cautelarísimas” para que quede suspendido. Los miembros del Ejecutivo también presentarán recursos contencioso-administrativos a título individual para defender sus “derechos fundamentales”.

¿Irá Puigdemont al Senado?

Turull ha evitado la negación ante la posibilidad de que Puigdemont convoque elecciones antes de que se ponga en marcha el 155. Sí ha dicho que “habrá una respuesta política”. El primer paso era la presencia del president en el Senado, aunque el asunto parece complicado por la compatibilidad de las agendas. Porque la hora que tiene en Madrid coincide con el Pleno convocado en el Parlament.

“La voluntad de Puigdemont es ir, y poder explicarse delante de todos. Pero cada vez se nos pone más difícil”, ha dicho Turull. “Empezamos a deducir que hay voluntad de que eso no sea posible”, ha explicado. El consejero ha recordado que ha sido el primer Consell Executiu bajo la amenaza del 155. Y ha insistido en “la determinación pacífica” de este proceso.