Menú Buscar
Alberto Fernández, líder del PP en Barcelona, en rueda de prensa / CG

El PP de Barcelona alerta de la regulación del ‘top manta’ por parte de Colau

El consistorio presenta este jueves una cooperativa de 'manteros' como alternativa a la venta ambulante

3 min

“Quiero una Barcelona sin cooperativas de chatarreros ni sindicatos de manteros”. Lo ha dicho en rueda de prensa Alberto Fernández, presidente del Partido Popular en el consistorio barcelonés, en referencia a la cooperativa de vendedores ambulantes que presenta este jueves el Gobierno de Ada Colau.

El líder del grupo popular municipal ha alertado de que la alcaldesa de la capital catalana pretende regularizar una competencia desleal e ilegal del comercio que paga impuestos, crea trabajo y respeta las normas. “Tenemos que poner freno al top manta, no permitir esta actividad irregular”.

Amiga de los antisistema

Fernández ha presentado el comunicado que hará público este fin de semana en el 14º congreso autonómico de Cataluña del partido y que se celebrará en L’Hospitalet del Llobregat, en Barcelona. Bajo el título Sobre populismos y Ada Colau, reprocha el discurso maduro de la alcaldesa, “no por sensato sino por venezolano”.

Critica su gesticulación para tapar sus propias carencias en la gobernanza municipal, como viajar en transporte público al inicio de mandato para “después no bajarse del coche oficial de cristales tintados que prometió suprimir”, o como la paralización de desahucios, primero, para permitirlos después en viviendas sociales del propio ayuntamiento.

La Barcelona de Colau, en palabras de Alberto Fernández, es una ciudad hostil con los emprendedores y con la seguridad, y amigable con los antisistema y los incívicos. Sostiene que la alcaldesa quería acabar con los recortes, pero aprobó reducir 132 millones de euros al año las partidas destinadas a vivienda.

Evitar el daño irreparable

En el mismo texto presentado este jueves, el líder municipal del PP lamenta la pasividad del resto de grupos municipales para cambiar la situación actual en el consistorio. “CiU solo está pendiente de la independencia; el PSC ha renunciado a su trayectoria para ser el satélite de los comunes y C’s es la indefinición insípida y la incógnita permanente”.

Alerta de que Ada Colau no está exhibiendo su verdadero perfil político, de radicalidad y extremismo, porque no dispone de una mayoría suficiente que sí lo haría realidad. “Si la consigue, el daño a nuestra ciudad será, en ese momento sí, irreparable”.