Menú Buscar
Felipe González y Pedro Sánchez en una imagen de archivo.

Pedro Sánchez también rechaza el 'super pacto' de Mariano Rajoy

El secretario general del PSOE responde a Felipe González que su partido no puede apoyar, tampoco de forma indirecta, al PP por su implicación en la corrupción

Redacción
3 min

Pedro Sánchez, ha vuelto a dar un "no rotundo" este miércoles al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para su investidura y ha explicado que tratará de liderar una alternativa, tendiendo la mano "a izquierda y derecha", si así se le pide.

Desde su punto de vista, "millones de españoles" quieren que el PP "deje de ser Gobierno", para poner "fin a la corrupción que tanta vergüenza está causando". "El hedor empieza a ser insoportable", ha dicho.

Los entes locales

Sánchez ha negado así el apoyo del PSOE a la investidura de Rajoy y ha rechazado también la propuesta de "entendimiento" que le ha hecho el jefe del Ejecutivo en funciones, ofreciéndole una especie de super pacto con apoyo en comunidades autónomas y ayuntamientos a cambio de un pacto nacional.

"Desde aquí le digo no, un no rotundo. Con los gobiernos autonómicos, con los gobiernos municipales no se juega", ha afirmando, para después avisar a Rajoy de que su "desesperación" no puede "llevar también a la instrumentalización" de las instituciones.

No a la idea de González

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que "no hay ningún argumento" para que su partido apoye "por activa o por pasiva" un Gobierno del PP, porque es el "partido de la Gürtel" y de la corrupción" y debe pasar a la oposición para regenerar la vida democrática.

Así ha respondido Sánchez preguntado por la opinión del ex presidente del Gobierno, Felipe González, partidario de que los socialistas se abstengan para permitir un Ejecutivo del PP y de Ciudadanos, porque si unas elecciones no serían buenas, sería peor la alianza del PSOE con Podemos.

A izquierda y derecha

"Creo que es el partido de la Gürtel, el de la corrupción en la Comunidad Valenciana, en Castilla-La Mancha, el de los recortes y la reforma laboral, el partido de Bárcenas. No hay ningún argumento para que el PSOE lo apoye por activa o por pasiva", ha respondido en el Senado, donde participa en el acto oficial de la Memoria del Holocausto.

Pedro Sánchez quiere "tender la mano a izquierda y derecha" para "liderar una alternativa" que permita la regeneración, lo que supone tratar de lograr un acuerdo también con Ciudadanos. "En el caso de que así se me pida", ha puntualizado. El Rey inicia precisamente hoy una nueva ronda de contactos para poder proponer al Congreso un candidato a la presidencia del Gobierno, tras la renuncia de Mariano Rajoy la semana pasada.