Menú Buscar
Pedro Sánchez junto a otros miembros del PSOE / EFE

Pedro Sánchez propone costear las pensiones con dos impuestos a la banca

El líder socialista ha recordado que estos gravámenes son exigencias de la UE y el FMI y que Francia y Reino Unido ya los han puesto en marcha

4 min

El PSOE quiere crear dos nuevos impuestos para ayudar a costear el gasto en pensiones públicas. Uno de ellos, grabaría las transacciones financieras, y otro se aplicaría a la banca que, tras ser rescatada con dinero público durante la crisis, ahora debe contribuir a sostener el sistema público de pensiones. Así lo ha anunciado este martes el secretario general del partido socialista, Pedro Sánchez.

Sánchez ha adelantado que su partido, entre enero y mayo, va a elaborar diez acuerdos de país en conversación con la ciudadanía, que luego transformará en iniciativas parlamentarias, y uno de ellos tendrá que ver con las pensiones.

Exigencias de la UE y el FMI

Sánchez ha argumentado que si los españoles evitaron la caída de los bancos durante la crisis "con el sudor de su frente" es "justo" que ahora los bancos les ayuden a garantizar sus pensiones.

El líder socialista ha recordado, en un desayuno informativo, que estos gravámenes son exigencias de la UE y el FMI y que ya los han puesto en marcha los gobiernos de Reino Unido y Francia.

1.800 millones al año

Según sus cálculos, cada uno de los nuevos impuestos serviría para recaudar entre 800 y 1.000 millones de euros anuales, lo que ha comparado con los 77.000 millones que costó a los españoles evitar el rescate del sector bancario.

Dichos acuerdos girarían en torno a las pensiones, la educación, la ciencia y la industria, el agua, la creación de un ingreso mínimo vital, el trabajo digno, el rescate a los jóvenes, la igualdad de género, una nueva financiación autonómica y local y la reforma constitucional.

Reforma constitucional

Sánchez, que ha aprovechado para pedir a los partidos nacionalistas que se incorporen a la comisión de estudio del Estado autonómico que empieza mañana sus trabajos en el Congreso -con las comparecencias de los ponentes que quedan vivos-, ha demandado también a Rajoy y Rivera que "se comprometan" con ella.

Convencido de que "federalizar y no recentralizar es la solución" para la crisis territorial, ha abogado por una nueva Constitución que "sea también la Constitución del 15M".

Críticas a Iglesias

Como viene haciendo desde el 39 Congreso del PSOE celebrado el pasado junio, el líder socialista ha subrayado que se siente "muy identificado y próximo a los votantes de Podemos" y ha asegurado que comparte con ellos la "consternación de ver cómo sus dirigentes no han defendido la soberanía nacional en la crisis de Estado" de Cataluña.

Tras observar que el "modus operandi" de Pablo Iglesias en los dos últimos años ha sido alinearse con el bloque independentista, se ha preguntado si en alguna ocasión Podemos ha considerado al PSOE su "socio preferente", como hizo él con Iglesias.