Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d), junto al portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech (i) / EFE

El nuevo partido de Colau apuesta por una "república catalana"

Los 'comunes' abogan por procesos constituyentes en Cataluña y España cuya prioridad sea el derecho a la autodeterminación de los pueblos

3 min

Los comunes apuestan por una "república catalana" que decida su relación con España. Lo han decidido en la ponencia cero que hace referencia al eje nacional y que se discutirá en el proceso participativo Un País en Comú. Éste supondrá el pistoletazo de salida del nuevo partido que BComú, Podem, ICV, EUiA y Equo quieren construir, según fuentes del partido.

"Apostamos por la creación en Cataluña de una república social, democrática y ambientalmente justa, como máxima expresión y realización de su soberanía nacional" explica el texto, todavía por validar, según publica El Periódico.

El documento matiza que esa república podrá "compartir soberanías, con un Estado que deberá ser plurinacional", un concepto que comparten con Podemos y el resto de confluencias de izquierda en España.

Cataluña, una nación soberana

"Para hacer factible esta nueva realidad, hay que activar procesos constituyentes que se refuercen mutuamente, tanto en Cataluña como en España y que tengan en su centro el derecho al ejercicio de la autodeterminación de los pueblos", añade. Los comunes inciden en que el concepto de soberanía trasciende lo nacional para alcanzar otros ámbitos: "Queremos una Cataluña soberana en términos nacionales, pero también en económicos, ambientales y sociales", con la pretensión de construir la nueva realidad catalana desde múltiples soberanías, de forma articulada y fraterna con el resto de pueblos de España.

Sostienen que un pueblo soberano pasa por no estar sometido a la voluntad de los "grandes poderes económicos y financieros, ni a los dictados que están fuera de todo control democrático" y señalan al FMI, a la CE y al BCE. Consideran que Cataluña es una nación soberana y desde el punto de vista institucional se encuentra en un marco autonómico de un régimen que "quiebra y que imposibilita el ejercicio de su soberanía". Esos se debe, según el documento, a la negación del carácter plurinacional del Estado y por la "limitada capacidad" que tiene Cataluña en múltiples esferas de la vida de los catalanes.