Menú Buscar
Concentración de apoyo a Rocío, la niña de Terrassa que fue humillada por dibujar una bandera nacional en el colegio Font de l'Alba de Terrassa / CG

La Generalitat de Cataluña desprecia a la familia de la niña de Terrassa

Nadie ha llamado ni enviado un correo a los padres de Rocío, humillada por dibujar una bandera nacional; el Govern ni se molestó en comunicarles el fin del expediente

19.07.2019 00:00 h.
4 min

"Un trato vergonzoso". Así describen personas cercanas a Rocío, la niña de 10 años humillada por pintar una bandera nacional en el colegio Font de l'Alba de Terrassa (Barcelona), la relación con la Generalitat de Cataluña. Tanto es así que recuerdan que los padres de la menor "se tuvieron que enterar por Antena 3 de la postura del Govern", ya que nadie les ha llamado desde el incidente.

En conversación con este medio, el entorno de Rocío, que ha dejado el colegio junto a sus dos hermanas --no así M., la profesora investigada por supuesta agresión--, ha denunciado el desprecio del Ejecutivo autonómico para con una estudiante que denunció maltrato por colorear una enseña bicolor en el mural de fin de curso. Un mes exacto después de la humillación, que el Govern dejó en falta leve de la docente, nadie se ha puesto en contacto con los allegados de la alumna. Les han dejado en el alero hasta que éstos han optado por preinscribir a sus tres hijas en otros centros escolares del municipio barcelonés.

"Se enteraron por Antena 3"

"La madre y el padre de la pequeña no se explican cómo una administración les ha dejado desamparados. Máxime cuando han interpuesto una queja administrativa ante la Inspección Educativa de los Servicios Territoriales del Vallès Occidental y una denuncia en el juzgado. Cuentan con parte médico y con el hecho de que, 31 días después, la niña sigue expresando una versión verosímil del incidente", lamentan voces muy cercanas a la familia.

"Un mes después de denunciar que una maestra zarandeó a la menor, y con el revuelo causado, nadie del Departamento catalán de Enseñanza, ni de los Servicios Territoriales, se ha dignado a enviarles un e-mail. Tampoco les han llamado para interesarse por el estado de la pequeña. Ni un gesto", han indicado. "Se tuvieron que enterar los padres por las noticias de la noche de Antena 3 que Enseñanza dejaba el caso en falta leve. Ahora confían en que los tribunales intervengan", han agregado.

Ahora, tranquilidad

Este medio se ha puesto en contacto con los padres de la menor, que han emplazado a futuras comparecencias públicas para aportar más datos del caso. La discreción de los allegados de Rocío coincide con el inicio del proceso judicial por la humillación a la niña de 10 años de Terrassa. No obstante, fuentes cercanas sí han dado más información. "Los padres están tranquilos, más relajados, ya tras un primer momento de mucha intensidad mediática", explican.

La familia ha decidido abandonar el centro "con el fin de procurar lo mejor para sus hijas", ya que la solución aportada por la escuela pública Font de l'Alba, la de separar a maestra y alumna, "no solucionaba nada". Creían los cercanos a Rocío que ésta podría encontrar aún a M. en el patio o el baño, con la tensión que ello conllevaría. No obstante, la familia de la pequeña insiste en que su motivación no es "ideológica", sino la de denunciar una humillación y un posible maltrato a una menor --a la espera de lo que determine la justicia-- por rasgarle el dibujo y zarandearla.