Menú Buscar
Imagen de los independentistas presos acusados de rebelión y sedición en Lledoners / CG

Los Monjes de Poblet critican las penas de los presos ‘indepes’

Estos religiosos consideran “completamente exageradas” las peticiones de prisión y muestran su preocupación por la situación política catalana

07.01.2019 18:24 h.
2 min

Religiosos catalanes salen en defensa de los presos independentistas. Esta vez han sido los monjes de Poblet los que han criticado que las penas que se piden para los políticos soberanistas encarcelados son “completamente exageradas”.

Sobre la situación política en Cataluña, la Hermandad de los Monjes Cistercienses de esta localidad de Tarragona ha mostrado su preocupación en el editorial de la revista de la hermandad, Poblet.

“Abandono de la vía judicial”

Los monjes sostienen que las “peticiones de penas” son “completamente exageradas” y que las “acusaciones” que pesan sobre los políticos en prisión “no se corresponden con lo que muchos han visto en la realidad”.

Los religiosos abogan por la necesidad de insistir en el “diálogo sincero” así como por el “abandono de la vía judicial” para resolver el “conflicto político de primer orden” que se vive en Cataluña.

“Sociedad plural”

El texto de la revista Poblet continúa: "la política divide, ciertamente, porque la sociedad es plural y tiene puntos de vista diferentes, incluso en cuestiones radicales".

"Lo que parece, sin embargo, un sentimiento ampliamente compartido que sobrepasa la normalidad social y crea un profundo malestar es la situación de los presos por decisiones políticas, en reclusión sin juicio desde hace muchos meses", defienden.

Niegan que Cataluña sea "un país fracturado"

Los religiosos también han manifestado que “no puede hablarse de un país fracturado” en relación a Cataluña aunque, según ellos, la situación política “está lejos de normalizarse”.

"Los que lo piensen que visiten el Ulster para saber qué significa 'sociedad fracturada', y las divisiones que ahora hay no son más graves que las que puedan surgir de debates sobre aborto, eutanasia o matrimonio entre personas del mismo sexo", aclaran.