Menú Buscar
El ex primer ministro francés Manuel Valls, durante la manifestación de SCC en Barcelona

Manuel Valls: "El proyecto separatista ha fracasado"

Nuevo éxito de la convocatoria de Societat Civil Catalana en la región, tras el ‘pinchazo’ del sábado en Madrid por la lluvia y la nieve

7 min

Miles de personas (200.000, según la organización y 7.000, según la Guardia Urbana) han vuelto a manifestarse en Barcelona para pedir seny en estos momentos de tensión política y división. Lo han hecho bajo el paraguas de Societat Civil Catalana (SCC) y con el apoyo de personalidades como la del ex primer ministro francés Manuel Valls; la actriz Rosa Maria Sardà; el exfiscal Carlos Jiménez Villarejo y representantes políticos de PSC, PP y Cs.

Precisamente Valls, que ha centrado todas las miradas y los micrófonos, ha declarado que “el proyecto separatista ha fracasado”. Y que “Europa no puede dar apoyo a un proyecto separatista” en un contexto difícil por el crecimiento de populismos. “No hay ni mediación ni apoyo posible a los separatismos ni a cambiar las fronteras”, ha remachado.

"El nacionalismo es guerra"

"El nacionalismo es guerra" y "no hay ningún dirigente europeo que pueda permitir que se cambien las fronteras y fracase uno de los estados más importantes de Europa", ha dicho después, ya desde el escenario, desde donde se ha dirigido en catalán: "Europa son 70 años de paz".

Valls ha ensalzado la economía y la cultura españoles para decir que Europa necesita a España. "Y queremos una España unida en Luxemburgo, Berlín y Waterloo". Ha añadido que "España es una gran democracia" y que lloró cuando, tras los atentados de agosto, hubo catalanes que silbaron al Rey y al Gobierno en "una manifestación que era, ante todo, de solidaridad con las víctimas". En tono más distentido, ha preguntado: "¿Os imagináis la liga española sin el Barça y el Madrid?".

Tercera manifestación

En una mañana fría, aunque soleada, SCC ha vuelto a concentrar a miles de personas descontentas con la situación política y social que se vive en Cataluña y en España. Es la tercera vez que la entidad llama a los catalanes a llenar las calles para evidenciar que "el pueblo catalán no es solo el de los independentistas" y reivindicar unos dirigentes políticos que piensen en el bien de todos.

scc barcelona

Varios miles de personas participan este mediodía en la manifestación que Societat Civil Catalana (SCC) ha convocado en Barcelona bajo el lema "Ahora más que nunca, seny" para denunciar la situación de bloqueo de la política catalana / EFE

Las dos anteriores movilizaciones convocadas por SCC fueron masivas y tuvieron lugar también en la capital catalana, en octubre, mes en el que se celebró el referéndum y se proclamó, sin efecto, la independencia en el Parlament. El contexto motivó al fin la movilización de los contrarios al independentismo, que estaban huérfanos de estructuras de concentración. Y siguen despiertos.

En esta ocasión, la marcha ha trascurrido bajo el lema “Ahora más que nunca, seny” desde la plaza Colón hasta la estación de França pasando por la avenida Marquès d’Argentera. Entre los mensajes de las pancartas destacan el “Estamos hartos”, “Som Catalunya, somos España” y carteles en apoyo a la Policía y la Guardia Civil y en contra de Carles Puigdemont (“a prisión”).

Este éxito de la convocatoria de Societat Civil Catalana en la región contrasta con el pinchazo de la organización de una marcha en Madrid el sábado, aplazada por la lluvia y la nieve.

Representantes políticos

A la convocatoria han acudido dirigentes del PP como Xavier García Albiol, Andrea Levy, la ministra Dolors Montserrat y Enric Millo; de Ciudadanos, como Albert Rivera y Juan Carlos Girauta, y del PSC, como Miquel Iceta, Salvador Illa, Núria Marín y Carles Ruiz.

También el exministro de Exteriores José Manuel García Margallo ha instado este domingo a los partidos independentistas a reconocer que la vía unilateral "no tiene recorrido" y que es un proceso que ha terminado. Ha asegurado que la declaración de independencia no ha sido efectiva porque el independentismo no podía controlar las fronteras ni tenía reconocimientos internacionales, y ha sostenido que la independencia "sería una ruina" para Cataluña.

"Basta"

Mientras Sardà dijo "basta" y pidió "diálogo", el exdiputado del Parlament Jordi Cañas denunció "no es demócrata aquel que quiere convertir en extranjeros a sus comaptriotas", y avisó a Puigdemont: "Hola, allá donde estés. Ya vendrás, ya...". Además, criticó que el independentismo se ha apropiado de todo, cuando lo único que es suyo son "los misales y el 3%".

El politólogo Juan Milian Querol argumentó que "el maldito logro del procés es que la mitad de los catalanes no puede mirar a los ojos a la otra mitad". Y que "las calles serán siempre de todos", en contraposición con el grito independentista "Las calles serán siempre nuestras".