Menú Buscar
Miles de personas exigen en Barcelona la libertad de los encarcelados por el intento de secesión / EUROPA PRESS

Miles de personas exigen en Barcelona liberar a los encarcelados por el intento de secesión

Torra y Torrent encabezan la marcha que exhorta al Gobierno a ordenar a la Fiscalía la retirada de todos los cargos contra los acusados de rebelión

14.07.2018 19:50 h. Actualizado: 14.07.2018 19:54 h.
3 min

Miles de personas --110.000, según la Guardia Urbana; 200.000, según los organizadores-- se han manifestado esta tarde en Barcelona convocados por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Asociación Catalana de Derechos Civiles (ACDC), con el apoyo del Govern, para exigir la liberación de los políticos y activistas independentistas encarcelados por organizar el intento de secesión unilateral e ilegal y el regreso de los huidos al extranjero por el mismo motivo.

Bajo el lema "Ni prisión ni exilio, os queremos en casa", la marcha ha arrancado a las 19.15 horas de la confluencia de la calle Tarragona con Diputación (junto a la plaza de España) en dirección a la antigua cárcel Modelo, donde se se han pronunciado los discursos, y que esta tarde ha sido ocupada por los Comités de Defensa de la República (CDR). La movilización se ha desarrollado entre gritos de "Llarena a la prisión", "ni un paso atrás" e "independencia".

Torra y Torrent, en cabeza

En la cabeza de la manifestación estaban los familiares de los presos acusados de rebelión --entre otros delitos-- además del presidente de la Generalitat, Quim Torra; la consejera de Presidencia, Elsa Artadi; el expresident Artur Mas, el vicepresidente autonómico, Pere Aragonès; el presidente del Parlament, Roger Torrent; el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri; la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y la esposa de Puigdemont, Marcela Topor.

También han secundado la marcha Xavier Trias, Marta Pascal y Carles Campuzano (PDeCAT); Sergi Sabrià, Gerard Gómez del Moral, Marta Vilalta y Gabriel Rufián (ERC); Maria Sirvent (CUP); Elisenda Alamany y Sònia Farré (comunes), y Núria de Gispert y Toni Castellà (Demòcrates).

Nada que negociar

La manifestación se convocó al conocerse la decisión del Gobierno central de trasladar los presos a centros penitenciarios de Cataluña, un acercamiento que ya se ha completado. Sin embargo, los dirigentes separatistas no consideran el acercamiento ningún "gesto político" del Gobierno de Pedro Sánchez, y aseguran solo se conformarán cuando todos los presos salgan en libertad.

Con la marcha ya convocada, se conoció la decisión de la justicia alemana de extraditar a Carles Puigdemont solo por malversación --y no por rebelión--, algo que los independentistas ven como un triunfo. "Esto no se arregla con un acercamiento de los presos políticos. Si de verdad queréis un gesto, que la Fiscalía retire los cargos", ha advertido Mauri.