Menú Buscar
Ernest Maragall en un acto de ERC en Barcelona junto a la consejera de Salud, Alba Vergés (i), este domingo / ERC

Maragall resiste la presión de la Crida de Puigdemont: rechaza la lista unitaria en Barcelona

El líder de ERC no tarda ni 24 horas en asegurar que no se fusionarán las candidaturas, los republicanos se quedan en la unidad de acción

27.01.2019 14:24 h.
5 min

El alcaldable de ERC por Barcelona, Ernest Maragall, ha rechazado en menos de 24 horas la reclamación de la Crida Nacional per la República de concurrir a las locales con una lista unitaria. Resiste de esta forma al partido promovido por Carles Puigdemont y deja claro que el único camino posible para los republicanos es una “unidad de acción” tras los comicios.

Se escuda en la tesis de que una sola lista independentista en la capital catalana sería casi un fraude electoral. “No tenemos derecho de sustraer a los ciudadanos de Barcelona el derecho a elegir sobre qué entendemos por seguridad, transporte público o por gestión económica”, ha declarado a los medios en un acto del partido este domingo. Maragall también se ha referido a las propuestas que promueven para dar respuesta a los problemas para acceder a una vivienda o la proliferación del turismo en la ciudad, que no son idénticas en cada uno de los partidos que defienden la república.

Diferencias entre partidos

Incide de este modo en las diferentes aproximaciones políticas de la formación política en que ha aterrizado tras salir del PSC y PDeCAT y sus formaciones satélite, como la Crida. “Los ciudadanos deben conocer las diferentes propuestas y votar”, ha remarcado Maragall.

Antoni Morral junto a Elsa Artadi, Laura Borràs y Eduard Pujol en el congreso fundacional de la Crida / CRIDA

Antoni Morral junto a Elsa Artadi, Laura Borràs y Eduard Pujol en el congreso fundacional de la Crida / CRIDA

“A partir de aquí, tenemos un inmenso terreno común por delante”, ha sentenciado. Ha intentado zanjar de este modo un debate recurrente en las elecciones catalanas. Este domingo han insistido en la necesidad de concurrir en una sola lista la consejera de presidencia y líder de la Crida, Elsa Artadi, y el secretario general de la nueva formación, Antoni Morral.

Artadi y Morral

La primera ha detallado en una entrevista en Rac1 que la nueva formación política en Cataluña no concurrirá ni a las municipales ni a las europeas. Asegura que la Crida es sólo una “asociación con voluntad de hacer política” y que no serán los responsables de que exista una “quinta candidatura” en las locales de Barcelona.

A la misma hora y en los micrófonos de Catalunya Ràdio, Morral, exedil de ICV de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), ha reiterado que es necesaria la lista unitaria y ha acusado a las cúpulas de los partidos de bloquearla. “Estas reflexiones de no llegar a acuerdos con la Crida van en la dirección de proteger los espacios electorales de cada uno de los partidos políticos”, ha sostenido el independentista.

Dardos de Graupera

Tampoco ha accedido a la demanda del partido de Puigdemont Jordi Graupera, que ultima una candidatura a través de una plataforma ciudadana independentista. “Tuvisteis tiempo, disposición y método para trabajar por una unidad que no diluyera la pluralidad”, ha señalado en un mensaje divulgado por redes sociales.

Este domingo incidía en la cuestión. Ha prometido que su propuesta política “no sacrificará las convicciones por un sitio en una lista” electoral. Otro dardo dirigido al entorno de PDeCAT.

Intereses de la ciudad

Para Maragall, la unidad que se reivindica desde el entorno de Puigdemont llevaría a que la “ciudad saldría perdiendo”. Ha criticado la “uniformidad” de la lista única y ha ironizado sobre la presión in crescendo a las fuerzas independentistas en la capital catalana.

“Ahora parece que la unidad estratégica del país sólo depende de lo que pasa en Barcelona”, ha sentenciado. Con todo, la Crida prosigue con sus demandas.