Menú Buscar
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria / EFE

Los Soria estuvieron vinculados a una sociedad británica homónima a la de Bahamas

El ministro fue secretario de UK Lines Limited entre 1991 y 1997, de la que su padre tenía el 50% de las acciones, y cuyo nombre coincide con la empresa de los 'Papeles de Panamá'

3 min

El ministro de Industria, Energía y Turismo en funciones, José Manuel Soria, fue entre 1991 y 1997 secretario de una sociedad británica llamada UK Lines Limited, de la que su padre poseía el 50% de las acciones, según han revelado este martes El Confidencial y La Sexta.

Se trata del mismo nombre que la empresa registrada en Bahamas en 1992, sociedad en la que Soria figuró apenas dos meses y que ha aparecido en los 'Papeles de Panamá'.

Sigue negando cualquier vínculo

El ministro aseguró el lunes, en una rueda de prensa tras estallar el escándalo, que ni él ni su familia tenían ningún tipo de relación con la empresa de Bahamas, y este martes ha extendido esas excusas a la empresa británica.

"Es una empresa 100 por 100 británica. No era ninguna sociedad radicada en ningún paraíso fiscal y era una sociedad con la que nunca ni yo ni nadie de mi familia ha tenido relación ni de accionista, ni de socio, ni de absolutamente nada", ha asegurado.

En paralelo a su carrera política

Soria fue nombrado secretario de la UK Lines Limited británica en 1991, un año antes de que el despacho panameño Mossack Fonseca --del que se han filtrado los miles de documentos sobre paraísos fiscales denominados 'Papeles de Panamá'-- registrase una sociedad homónima en Bahamas, y seguía figurando como tal en 1997, año en que se disolvió la empresa. Soria fue elegido alcalde de Las Palmas en 1995.

Soria se inscribió en el registro británico con la dirección de Las Palmas en la que se encontraba la empresa de su familia, Consignatoria Oceanic SA. Ésta, a su vez tenía una filial en Reino Unido, Oceanic Lines, en la que el hoy ministro y su hermano se inscribieron como administradores en 1997.

El ministro sí que reconoció el lunes que, a través de esa empresa, sí tuvo relación con UK Lines Limited, pero que, en todo caso, fue meramente comercial.