Menú Buscar
Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez

Los sindicatos reclaman subidas para mejorar el poder adquisitivo tras el repunte de la inflación

CCOO y UGT consideran que el crecimiento de la economía al 3% debe traducirse en una política fiscal más expansiva que incentive el consumo y la demanda interna

3 min

Las centrales sindicales CCOO y UGT han reclamado un aumento de los salarios de los trabajadores tras que se conocieran los resultados definitivos del IPC de octubre, publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el que los precios suben cinco décimas respecto al mes anterior, hasta el 0,7%.

"España lleva ya varios años con una inflación por debajo de la media, ganando competitividad vía precios, lo que proporciona un margen que debe ser utilizado para recuperarnos de los durísimos efectos de la devaluación salarial", ha defendido el sindicato presidido por Ignacio Fernández Toxo en un comunicado. 

Asimismo, UGT ha demandado otra política económica basada "en un aumento del poder adquisitivo de los trabajadores" con el fin de "incrementar el consumo y la demanda interna, favorecer el necesario cambio de modelo productivo que relance nuestra economía y acabar con los niveles actuales de desigualdad y pobreza".

Subir el salario mínimo

La organización que dirige Toxo también ha emplazado al Gobierno a incrementar los salarios más bajos mediante la mejora sostenida del salario mínimo interprofesional (SMI) para situarlo en 800 euros en 2017. Este punto ya ha sido recogido por el PSOE, que presentó una propuesta de ley para incrementar el sueldo mínimo teniendo en cuenta la mejora general de la economía. 

El sindicato liderado por José María Álvarez ha alertado de la "necesidad" de políticas fiscales y sociales "expansivas" para que España deje de ser uno de los países de la Unión Euroepa en la que más han aumentado las desigualdades. "Por ello, los trabajadores deben aumentar su poder adquisitivo y conseguir así que crezca el consumo y la demanda interna".

Ambos sindicatos han recordado que la economía española está creciendo a ritmos superiores al 3% y, por esta razón, consideran urgente "una redistribución de la riqueza" que empiece por subir los sueldos.