Menú Buscar
Marta Pascal, coordinadora general de PDECat, rodeada de los nuevos dirigentes del partido / EUROPA PRESS

La mitad de la dirección de PDECat cesa por incompatibilidades

La cúpula admite malestar entre los distintos sectores por la duplicidad de cargos, que los estatutos aprobados en el congreso de julio prohibían

3 min

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha anunciado que cuatro miembros del partido dejarán la dirección para cumplir con el régimen de incompatibilidades aprobado en el congreso fundacional de julio.

Así lo ha explicado en rueda de prensa después de que este régimen fuese una de las cuestiones más espinosas de dicho cónclave, donde, tras una propuesta de las juventudes aprobada de madrugada, se acordó que los dirigentes del partido puedan ejercer un máximo de dos cargos, orgánicos o institucionales.

Después de que la vicepresidenta del PDeCAT y consejera de Presidencia, Neus Munté, dejara la semana pasada su escaño en el Parlamento catalán para cumplir con las incompatibilidades, los cuatro miembros de la dirección que la abandonarán son el diputado y alcalde de Valls (Tarragona), Albert Batet; el diputado y alcalde de Besalú (Girona), Lluís Guinó; la diputada y alcaldesa de Calella (Barcelona), Monserrat Candini, y la directora de Cooperación Interdepartamental del Govern, Elsa Artadi --las incompatibilidades establecen que una directora general no puede tener cargo en la dirección--.

Los estatutos

Estos cuatro miembros tenían hasta este sábado, cuando el partido celebra un Consell Nacional, para decidir qué cargo dejaban, y Pascal ha asegurado que, tras una reflexión interna, han acordado que dejarán la dirección del partido una vez termine la reunión. "Es una decisión que tomamos en coherencia con lo que hemos defendido. Los estatutos marcan este camino", ha resaltado la dirigente del PDeCAT, tras insistir en que, de forma pública y privada, se comprometieron a cumplir con lo que marcan las normas del partido.

Sin embargo, ha interpretado que la decisión de algunos responde a que "han tenido que estar más pendientes de algunas 'capillitas' y 'familietas'', en referencia a la pugna abierta entre las distintas familias del partido desde el congreso de julio, que marcan posiciones de cara a lo que pueda ocurrir durante los próximos meses.

Al preguntársele qué hará la dirección ahora, ha explicado que los detalles del proceso para elegir nuevos nombres los explicarán en el Consell Nacional del sábado, y ha defendido que los cuatro se incorporaran a la dirección en julio a sabiendas de que incumplían el régimen porque entonces "eran perfectamente votables".