Menú Buscar
Un votante desposita su papeleta en la urna para las elecciones municipales de Barcelona / EFE

La mayor participación en Barcelona que preocupa a Colau

La participación aumenta más de cinco puntos respecto a 2015, con diferencias notables entre los barrios con mayor renta y los más populares

26.05.2019 18:45 h.
3 min

La participación en las últimas horas en Barcelona ha aumentado de forma considerable. Las mesas electorales en el conjunto de los distritos de la ciudad han experimentado una subida de 5,53 puntos respecto a las elecciones municipales de 2015, y se encarama, a las 18.00 horas, al 51,96%, por delante del 46,43% de hace cuatro años. Pero de tal forma que ha causado la preocupación entre los partidarios de Ada Colau.

La participación aumenta casi 6 puntos respecto a 2015

 

Los votos llenan las urnas, pero de forma desigual. Si en Sarrià-Sant Gervasi la participación ha alcanzado, hasta ahora el 53,41%, en Nou Barris es del 43,75%, una diferencia notable, que puede premiar o castigar a determinados candidatos. La alcaldesa Ada Colau cerró su campaña electoral, el pasado viernes, en Nou Barris y en las últimas horas sus partidarios han llamado a las urnas a través de las redes sociales.

Entre Les Corts y Nou Barris

En otros distritos, de renta más alta que la medida, también se ha producido una mayor participación. Es el caso de Les Corts, con un 55,97%, frente al 48,6% de hace cuatro años. Eso contrasta, además de Nou Barris, con el distrito de Ciutat Vella, que ha sufrido distintos casos de inseguridad ciudadana en las últimas semanas. La participación en esta parte de la ciudad ha sido, hasta media tarde, del 41,88%.

Otros distritos, con fuerte presencia de partidos como Esquerra Republicana, han experimentado una fuerte participación. Es el caso del Eixample, con un 54,44%, y de Gràcia, con el 54,8%. En Horta-Guinardó, más disputado entre diferentes candidatos, el voto ha subido hasta el 50,53%.

Preocupación de Colau

En Sant Martí también se ha superado el 50%, con el 52,76%, y en Sant Andreu, con el 53,52%. Esas diferencias, entre distritos, podrían perjudicar a la alcaldesa Ada Colau, que ha basado su campaña en lograr una gran participación en los barros más populares de la ciudad.

En conjunto, y a la espera del cierre de los colegios, en Barcelona ha votado el 51,96%, por el 46,43% que lo hizo en 2015.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información