Menú Buscar
Votación en la asamblea de la CUP de este domingo en Sabadell / CUP

La CUP no se decide con Mas: empate exacto a votos

La asamblea de la formación radical no resuelve el entuerto, tras monopolizar la atención mediática toda la jornada, y aplaza la decisión sobre la investidura de Mas al 2 de enero

27.12.2015 20:45 h.
4 min

Final estrambótico para la muy esperada asamblea de la CUP, en la que este domingo sus militantes y simpatizantes debían decidir si avalaban o no la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat. Y no lo han decidido. Después de tres votaciones eliminatorias, las dos opciones finalistas, una de las cuales apostaba por investir a Mas, y la otra no, han empatado a 1.515 votos exactos. 

Tras una hora de deliberaciones, el partido ha aplazado la decisión final hasta dentro de siete días, en una reunión de su Consejo Político. Que decidirá a partir de los resultados de las diversas asambleas territoriales que deben celebrarse en los próximos días.

Igualdad absoluta

Aunque nadie imaginaba un desenlace semejante, lo cierto es que la igualdad –o la división– ha sido la tónica predominante durante las tres rondas de votaciones. Los participantes en la asamblea debían optar por cuatro opciones, que iban de dar un apoyo total a Mas, tanto a su investidura como al acuerdo político para la legislatura que les propuso Junts pel Sí, a rechazar tanto una cosa como la otra.

En la primera votación, las dos opciones que finalmente han empatado, investir a Mas y apoyar la propuesta de Junts pel Sí, o apoyar la propuesta sin investir a Mas, han estado separadas por solo 59 votos –a favor del veto a Mas–. En la segunda, y tras eliminarse el escenario de un rechazo doble, a Mas y a Junts pel Sí, la distancia se ha reducido a 30. Hasta llegar al empate final en la última votación, ya con sólo dos opciones.

La decisión se aplaza otra semana

El carácter rabiosamente asambleario del partido ha hecho inviable encontrar una salida rápida al entuerto. Tras una hora de deliberaciones, representantes destacados del partido han comparecido finalmente ante la prensa. Sólo para chutar la pelota de la decisión más adelante.

En una breve comparecencia en la que no han aceptado preguntas, el partido ha explicado que ahora va a "abrir todos los mecanismos internos" e iniciar "otra ronda" de "reuniones de las asambleas locales". Desembocará el próximo sábado 2 de enero en un encuentro del Consejo Político de la formación.

El calendario se echa encima

Este nuevo aplazamiento sitúa la decisión final de la CUP a sólo siete días naturales de la fecha límite para investir al presidente de la Generalitat –sea quien sea–, antes de tener que convocar obligatoriamente nuevas elecciones. Esta fecha se cumple el 9 de enero, tres meses después de la primera sesión de investidura.

El partido se ha defendido preventivamente de los ataques que pueda recibir por su trabajosa forma de tomar decisiones. "Se puede intentar ridiculizar las asambleas de la CUP, pero es nuestro mecanismo de decisión", ha señalado la diputada Anna Gabriel. "Nada se decidirá en esta república encerrados en despachos", ha proclamado el candidato de la formación el 27S, Antonio Baños.