Menú Buscar
Palomas y halcones en Cataluña

Junqueras elude respaldar la estrategia de confrontación de Puigdemont

El exvicepresidente de la Generalitat no apoya el objetivo de la restitución de cargos ni la creación de estructuras institucionales en el extranjero

3 min

Oriol Junqueras cree que el objetivo de la nueva legislatura “supera cualquier nombre y apellido”, se muestra en contra a la restitución de los cargos y elude respaldar la estrategia de confrontación de Carles Puigdemont. Para el exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, "aquí nadie es imprescindible, ahora hay que gobernar". Aunque asegura que la posición de ERC “es clara y respetuosa con todo el mundo”.

En la entrevista que publica La Vanguardia este domingo, Junqueras ha afirmado que "lo importante es el qué y no el quién" y ha asegurado que ayudará a Pere Aragonés a pilotar la vicepresidencia económica, pero que tendrá las manos libres para diseñar su equipo y políticas.

Con respecto a un Consejo de la República que gobierne desde el extranjero, justifica: "El Govern de la Generalitat vive un asedio permanente. A Europa tiene que llegar la voz de la ciudadanía, tenemos que seguir denunciando el abuso de derecho que se está produciendo". 

Gobierno estable y mayoría “más potente”

Ha defendido que ERC "planifica una legislatura estable de cuatro años" porque hace falta proyectar estabilidad y no generar más inquietudes de las imprescindibles, si bien ha reconocido que convocar elecciones es una potestad del presidente de la Generalitat.

Preguntado sobre si hay que ser más del 50% para avanzar hacia la independencia, ha resaltado que es obvio que sumar más del 50% expresa una mayoría absoluta: "También es verdad que cuando seamos más del 50 nos dirán que tenemos que ser el 60". Y agrega: "Pero si nuestro principal capital es la gente, necesitamos una mayoría más potente y más homogénea territorialmente", ha añadido.

Discrepancias con Torra

Respecto a su opinión sobre los artículos del presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha considerado: "No se puede valorar a una persona por unas opiniones concretas o unos tuits de hace años. También digo que son afirmaciones que, obviamente, no comparto. En ERC, ese debate está felizmente superado".

Sobre el nuevo presidente catalán, no se muestra del todo conforme pero asegura que respeta la decisión. "Era una opción posible. Correspondía a JxCat proponer candidato y respeto la decisión. A Quim Torra le deseo toda la suerte y aciertos. Somos un solo pueblo y estoy convencido de que él lo sabe".