Menú Buscar
Josep Lluís Alay, director de la oficina del expresidente de la Generalitat fugado Carles Puigdemont / EFE

El juez llama a declarar al jefe de la oficina de Puigdemont por presunta malversación

Josep Lluis Alay deberá presentarse en el juzgado el 15 de julio para aclarar los motivos de su viaje a Nueva Caledonia durante el referéndum de autodeterminación de esta región francesa

4 min

Josep Lluis Alay, director de la oficina del expresidente Carles Puigdemont en la Generalitat, deberá presentarse ante el juez el próximo 15 de julio para declarar. El asunto principal a tratar es el viaje que realizó a Nueva Caledonia en 2018, hecho en el que la acusación ve indicios de delitos de malversación continuada y prevaricación administrativa. 

El traslado de Alay a esta región francesa fue motivada por la celebración de un referéndum de autodeterminación el 4 de noviembre. La oficina del expresidente prófugo ha enviado un comunicado en el que aseguran que este viaje fue "justificado y oficial", ya que Alay iba en representación de Puigdemont. Entre los gastos declarados --y pagados por la Generalitat-- se incluyeron diversos peajes de visitas a los políticos presos en Lledoners.

Vista retrasada por el coronavirus

La declaración de Alay ante el juez como investigado estaba prevista, en un primer momento, para el 15 de abril y tuvo que ser cancelada y pospuesta sine die a causa de la paralización judicial derivada de la pandemia del coronavirus. Ahora, despues de la reactivación de los juzgados, el juez ha propuesto que la vista se celebre el 15 de julio a las 10.30 horas.

El viaje a Nueva Caledonia no es el primero por el que se investiga a Alay. El jefe de la oficina de Puigdemont fue uno de los acompañantes del prófugo cuando fue detenido en Alemania debido a la eruoorden de detención que pesaba sobre él, en relación a la causa abierta por el referéndum ilegal del 1-O.

Causa con "razones políticas"

El caso sigue abierto respecto a los agentes de Mossos que hicieron de escoltas de Puigdemont en su viaje entre Bélgica y Finlandia, pero la acusación contra Alay fue archivada. "Por este motivo, creemos que este segundo procedimiento contra Josep Lluís Alay se atribuye a razones políticas, y no legales y económicas", señalan desde la oficina que dirige.

El empleado a las órdenes del expresidente ya ha recibido muestras de apoyo por parte de las bases y de políticos defensores del secesionismo catalán, entre ellos el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra. "Todo el apoyo y la fuerza para un luchador incansable por las libertades en el mundo y por la independencia de Cataluña. Abrazos Josep Lluís", ha tuiteado.

alay
Tuit de Torra en apoyo a Josep Lluís Alay / TWITTER

Las "necesidades" de Puigdemont

La oficina de Puigdemont tiene como una de sus obligaciones "dar cobertura a las necesidades personales y políticas" asociadas a las funciones del prófugo en Waterloo, como expresidente de la Generalitat. Entre las tareas de Alay, como director de la misma, se encontraría la de "organizar y controlar los actos, audiencias, visitas y viajes" de éste y, en casos puntuales, asistir a ellos si el expresidente no pudiera. 

Respecto a la visita a Nueva Caledonia, Puigdemont fue invitado de forma oficial por el Frente de Liberación Nacional Kanak Socialista, partido independentista de la región. El comunicado oficial insiste que tanto Alay como todo el personal empleado en este departamento público "trabajan con lealtad y respeto al expresidente y cumplen todos los requerimientos económicos y jurídicos" asociados a sus respectivos cargos. 

Destacadas en Política