Menú Buscar
Josep Bou durante la entrevista / LENA PRIETO

Josep Bou: “Voy a recibir votos de Ciudadanos”

El candidato del PP en Barcelona asegura que el mayor problema de la ciudad es la inseguridad, se muestra abierto a pactar "con todos" y está convencido que entrará en el ayuntamiento

18.02.2019 00:00 h. Actualizado: 17.02.2019 22:58 h.
15 min

Josep Bou (Vic, 1955) se muestra capaz de reflotar los resultados que le auguran todas las encuestas al PP en Barcelona, que le dejan fuera del arco municipal. Elegido directamente por Pablo Casado, Bou no responde al perfil habitual entre los cabezas de lista. Proveniente del sector privado, las elecciones municipales serán su primer contacto con la política, después de haber estado tres años al frente de Empresaris de Catalunya. Se muestra orgulloso de ser independiente y alude, a la mínima que puede, a su perfil de empresario. 

-¿Cómo valora la gestión de la alcaldesa Ada Colau?

-La alcaldesa es muy mala gestora. Para ella, la gestión no importa. Yo estoy en las antípodas de ese criterio. Para mi, lo más importante es tener un proyecto claro y ejecutarlo con una gestión empresarial. También creo que no se debe actuar sobre la marcha; el tacticismo es el anti-empresa. El gobierno de Colau se ha basado en beneficiar a su público y va a sacar regidores a pesar del desastre que ha realizado en Barcelona. Yo nunca he descubierto la ideología de la alcaldesa, debe tener alguna, pero no sé cuál es.

-¿Tiene algún alcalde de Barcelona como referente?

-En Barcelona Pasqual Maragall. Él no imprimió una gran ideología en el Ayuntamiento, a pesar de ser de izquierdas, ya que en ese momento el PSC era más transversal. Como alcalde hizo una buena labor. Luego, cuando alcanzó la Generalitat, fue un desastre. Sobre todo con el Estatut de 2006, algo que nadie pedía.

-¿Cuál es el mayor problema de la ciudad en estos momentos? ¿Qué propone para remediarlo?

-El más importante en estos momentos para los barceloneses es la inseguridad. Dentro de la inseguridad destaca la ocupación de la vía pública, ahí hay que actuar. Erradicar el problema de los manteros debe ser una prioridad, pese a que sea muy difícil. También es preocupante la ocupación ilegal de viviendas. Si ocupan una propiedad privada y el propietario se queja, hay que desalojar en un plazo de 12 a 24 horas, tal y como ha propuesto Pablo Casado en el Congreso. Hay que actuar de forma inmediata.

-¿Cómo lo haría?

-Tengo prevista una unidad de la Guardia Urbana de 500 hombres, bien equipados y preparados, con vehículos y uniformes que causen respeto y cariño a los barceloneses. Que se les pueda llamar cuando hay un problema importante de alteración del orden público, que vaya más allá de la cotidianeidad. Han de poder hacer frente a cualquier vicisitud que pueda haber en Barcelona, incluso el terrorismo.

Detalle de Josep Bou en la entrevista con Crónica Global / LENA PRIETO

Josep Bou en la entrevista con Crónica Global / LENA PRIETO

-Uno de los mayores problemas para los barceloneses es el acceso a la vivienda.

-Sí, ahí hemos de actuar rápidamente, haciendo viviendas con unos alquileres sociales casi a medida. Tenemos lo más importante: la atención facultativa y los solares. ¿Por qué no se ha hecho? Se puede hacer en dos años o tres, aunque no se trata de ir regalando pisos. Yo soy partidario de los alquileres sociales y se puede hacer sin descapitalizar el Ayuntamiento.

-¿Cómo?

-Muy sencillo. La primera entrega en 16 meses. Se puede construir en unos 12-14 meses, y a partir de ahí hacerlo de forma escalonada. Habría que hacer una primera construcción como vía de shock, y ver la situación después. Tenemos más de 100 solares. Un solar equivale a dos terceras partes del valor del piso. Con los solares, lo que hay que hacer es construir, aunque antes hay que encontrar financiación. Una financiación a 25 años nos sale que para amortizar la inversión hemos de ingresar 280-320 euros, lo que costaría el alquiler social. Se puede hacer.

-¿Qué le parece la medida de Colau de reservar el 30% de nueva obra a vivienda de protección oficial?

-Es una majadería. Las iniciativas privadas crean riqueza y generan ingresos a través de los impuestos. Los políticos deben dejar hacer a la gente, tienen que dejar de meter la mano donde no les corresponde.

-¿Qué opina sobre el debate permanente acerca de los solares municipales. ¿Prefiere destinarlos a que se genere actividad económica o a vivienda pública?

-Estos solares los dedicaría prácticamente todos a vivienda de alquiler social, es muy necesario. En cuanto a los negocios, hace falta facilitar los trámites para que hayan nuevos. No hay que olvidar que Barcelona es la ciudad número uno en impuestos de España y es quien tiene la mayor autonomía fiscal del país. A pesar de todo, Barcelona se aguanta bien.

-La tasa turística municipal: ¿es usted partidario de eliminarla o mantenerla?

-De eliminarla. Barcelona ha acumulado durante estos últimos años 200 millones de superávit. Yo soy partidario de bajar impuestos. Si la sociedad civil maneja más liquidez, creceremos más.

-¿Y los pisos turísticos?

-No pueden crecer más. Nos reportan un tipo de clientela, negocios y turismo que aportan muy poco. Nosotros apostamos por el turista de calidad. Aquí en Barcelona han habido 11 grandes proyectos hoteleros, algunos se han ejecutado y otros se han perdido. Esto es lo que no se puede perder, porque esta gente realmente aporta dinero. Estos hoteles emplean a muchísima gente y dan muchísima vida a la ciudad. Si arreglamos el problema de la inseguridad, volveremos a tener turismo de calidad. El turismo ha sufrido porque han habido imágenes muy feas y la contestación de la alcaldesa ha sido mirar a Finisterre.

-Si entra al Ayuntamiento de Barcelona como concejal, ¿se queda o vuelve a la actividad privada?

-Yo quiero ser alcalde, no me he presentado aquí para depender de Manuel Valls o de quien sea. Quiero ser alcalde porque si lo fuera se notaría en seis meses. Si no es posible, intentaremos sumar. Probablemente yo soy el único alcaldable que me puedo dar la mano con todos. No hay nadie más, Valls no puede. Yo puedo pactar con Vox porque no he hecho ningún cordón sanitario. Con el PSC también puedo llegar a acuerdos, aplicando un criterio menos ideológico y más pragmático. Estoy seguro que obtendremos representación, ya veremos cuántos concejales. Aun así, mi idea es continuar y compaginarlo con mis empresas. Sin embargo, esta decisión me perjudicará a nivel empresarial. Mis empresas no crecerán, pero bueno, es un tributo que tendré que pagar.

-¿No crecer, por qué?

-Por no estar más encima. Las empresas tienen que crecer, no pueden quedarse igual, porque las demás crecen y tu te quedas atrás.

Josep Bou en la entrevista con Crónica Global / LENA PRIETO

Josep Bou en la entrevista con Crónica Global / LENA PRIETO

-¿Han perjudicado los boicots a sus empresas, fruto de la candidatura? ¿Se ha notado?

-Yo he sufrido dos boicots importantes. Uno cuando empecé en la presidencia de Empresaris de Catalunya, donde alertaba de las consecuencias negativas económicas del procés, y la segunda con el PP. En estos momentos no se ha recuperado la facturación previa a la crisis. Hemos perdido el 32% de las ventas y hemos estado cinco años en pérdidas. Está claro que los boicots han afectado y perjudicado al negocio, porque la crisis afectó, pero nos tendríamos que haber recuperado.

-¿Quién le acompañará en las listas? ¿Puede dar algún nombre?

-No hay nada todavía. Ya lo iremos diciendo, pero de momento no podemos adelantar nombres. Esto hay que pensárselo mucho y hay que buscar a personas competentes. Seguramente habrá gente del PP y otros que no. Hay que fichar a gente del mundo de la empresa.

-¿Habrá desembarco de los líderes del PP nacional en Barcelona?

-He hablado con ellos y aquí en Barcelona nos acompañarán Feijoo, Juanma Moreno, y Pablo Casado.

--¿Cómo explicas el descenso de votos del PP en Cataluña y Barcelona?

--El PP ha dado una imagen muy mala en cuanto a la corrupción. Creo que eso les ha perjudicado muchísimo, también a nivel nacional.

-¿Cuál es su relación con Alberto Fernández Díaz?

Tengo poca relación porque él tiene un cometido. Es presidente del grupo, hace su labor y yo tengo la mía, que es ser alcaldable del Partido Popular.

Josep Bou durante la entrevista en Crónica Global con Manel Manchón y Arturo Esteve / LENA PRIETO

Josep Bou durante la entrevista en Crónica Global con los periodistas Manel Manchón y Arturo Esteve / LENA PRIETO

-Usted se ha mostrado dispuesto a pactar con Vox si fuera necesario. ¿Es una decisión suya o existe un mandato de la dirección nacional del PP en este sentido?

-De momento de Vox no sabemos nada, ni siquiera se han presentado. A mi sólo me preocupa una cosa de Vox: que no consigan ningún concejal, nos den un bocado y se lleven los votos otros partidos como el PDeCAT o la CUP. Vox tiene que pensar muy bien qué va a hacer, porque esto es Cataluña, no Andalucía. Si llegaran a tener representación, claro que nos hemos de entender. Nos haría falta, porque necesitaríamos a todos los concejales posibles para investir a un alcalde constitucionalista. Esa es mi máxima: que Barcelona no sea nunca la capital de ninguna república catalana.

-¿Puede pasar que en las últimas semanas, si las encuestas no le dan ningún concejal, usted anule su candidatura y recomiende el voto a otra formación?

-Bajo mi criterio no, porque creo que no se dará el caso. Eso implicaría tener la seguridad plena de que no lograríamos nada. Entonces veríamos que pasa, pero lo veo casi imposible. Yo ahora mismo la información que tengo es que tendremos representación.

-¿Por encima del 5%?

-Sí, aunque no puedo decir las fuentes. Si he dado este paso también es porque vi que Valls viraba hacia la izquierda. El dice que es de izquierdas y al hacer esto deja un espacio muy grande sin representación. Nosotros somos de centro-derecha y hemos de ocupar este espacio. Aprovecharemos todo lo que tenga el PP y pescaremos en otros partidos. Por ejemplo, esto de Valls de esconder las siglas de Cs me lo han de explicar unas cuantas veces para que lo entienda. Yo he hablado con gente de Cs y veo que recibiremos votos.

-¿De Cs?

-Es que no se presenta Cs. Se presenta la plataforma de Valls. Esta plataforma a día de hoy no ha triunfado. Tampoco digo que ha fracasado, pero con Antoni Fernandez Teixidó… eso es catalanismo.

-¿Les beneficia o les perjudica?

-De todo. Le beneficiará porque conseguirá votos dentro del mundo catalanista, que ha sido liquidado por el nacionalismo. Pero también perderán, estoy convencido. Tienen al catalanismo en su casa, y la gente de Cs… hay algunos muy firmes en sentido contrario. Pienso que muchas de estas personas votarán al PP, y que también me votarán a mi por mi trayectoria. Voy a recibir votos de Ciudadanos.

-¿Cómo lleva ir a TV3 y exponerse a la presión mediática que conlleva ser cabeza de lista del PP?

-Yo cuando voy a TV3 lo primero que siento es una gran emoción, porque no invitan nunca. Me han invitado dos veces en cuatro años. Cuando llego les abrazo y les recuerdo que también soy catalán, hago un poco de coña porque es importante la risa para que eso no se ponga serio. Es un lugar en el que ciertamente te puedes sentir coaccionado. Por la actuación, por las miradas, por como está todo... no te sientes muy cómodo. Pero yo les pido siempre que me inviten, y estoy encantado en ir.