Menú Buscar
Jordi Jané habla ante los medios esta mañana en Badalona / EUROPA PRESS

Jordi Jané se defiende de las acusaciones de la CUP

El consejero de Interior asegura que su departamento nunca ha ordenado a los Mossos d'Escuadra que abran diligencias tras una Diada

3 min

Jordi Jané, el consejero de Interior del Gobierno catalán, se ha defendido de las acusaciones de la CUP y ha negado que desde su consejería se ordenara abrir diligencias el pasado 11S por la quema de las fotografías del Rey.

“No es verdad. Miente quien diga que desde el Govern o desde la Consejería de Interior se ordenó a los Mossos d’Esquadra que abrieran ningún tipo de diligencias la pasada Diada. Nunca se ha hecho”.

Con estas palabras salía al paso de los socios de gobierno de Junts pel Sí (JxSí), la CUP, que reclaman su cese. También ha asegurado que tiene la confianza del Govern para seguir dirigiendo su departamento y ha añadido que los Mossos "deben aplicar la ley vigente" guste o no que quemar un retrato sea delito.

Rivera e Iceta le apoyan

En paralelo, tanto Albert Rivera, que lo ha hecho a través de Twitter como Miquel Iceta, que lo ha hecho desde San Sebastián, han defendido y apoyado al consejero cuestionado por los radicales.

En el caso del presidente de Ciudadanos, el apoyo ha sido extensivo a la secretaria general del PDECat, Marta Pascal, que aparece en las pintadas amenazantes que se han hecho en pareces cercanas a la sede del partido, junto al consejero.

El primer secretario del PSC ha trasladado hoy todo el apoyo de los socialistas frente a los ataques de la CUP, al tiempo que ha mostrado su extrañeza por el hecho de que el Govern ponga su suerte en manos de ese grupo.

Iceta ha realizado esa reflexión en un desayuno informativo con la líder del PSE-EE, Idioia Mendia, al ser preguntado por la situación de Jané, al que la CUP acusa de "torpedear" el proceso soberanista por la actuación "de oficio" de los Mossos ante actos de desobediencia de la izquierda independentista catalana.

Tampoco hay que magnificar

A Iceta le parece "mal" y "de mala educación" romper una foto del Rey, quemar una bandera o tirar una efigie, pero ha advertido de que, a veces, "magnificar esos hechos sólo hace alimentar a los que los provocan, y de eso en el País Vasco saben mucho".

En este contexto, ha afirmado que Jané tiene todo su apoyo, porque "lo está haciendo bien".

La separación de poderes, a su juicio, es importante, y si un juez instruye a los Mossos para hacer una acción, la policía autonómica tiene que hacerlo y "nadie puede sufrir reproche alguno por ello, y menos el consejero", ha añadido.

Ahora bien, ha insistido en recalcar que le parece "muy extraño" que el Govern catalán "siga decidiendo poner su suerte en manos de la CUP".