Menú Buscar
La expresidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, y el actual presidente del ente supramunicipal, Marc Castells

Ilegal lluvia de millones para los ayuntamientos catalanes en año electoral

La Intervención de la Diputación de Barcelona avisa en un informe, al que ha tenido acceso 'Crónica Global', del incumplimiento del techo de gasto en los presupuestos de 2019, que ascienden a 852M€

6 min

Un informe de la Intervención General de la Diputación de Barcelona, al que ha tenido acceso Crónica Global, avisa de que los presupuestos para 2019 incumplirán la ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera. No es la primera vez que esto ocurre, pero ahora, la generosidad del ente supramunicipal, presidido por Marc Castells (PDeCAT), se produce en un año marcado por las elecciones municipales (26 de mayo). Como se sabe, la Diputación financia a los ayuntamientos y, a menudo, sufraga los gastos de servicios públicos que en realidad debería pagar la Generalitat. El presupuesto para el año próximo, que no ha sido aprobado todavía, asciende a 852 millones de euros.

Gasto previsto en los presupuestos de 2019
  Límite del gasto Estimación según lo programado Estimación de la Intervención
DIBA 660.444.783,96 564.313.831,56 804.313.831,56
Sector público 139.324.083,53 126.756.100,80 126.756.100,80
TOTAL 799.768.867,49 691.069.932,36 931.069.932,36

No es la primera vez que se advierte del incumplimiento de la estabilidad presupuestaria en la Diputación de Barcelona, la más grande de toda España. En abril de 2018 se aprobó un plan económico y financiero con la finalidad de ajustar los presupuestos del año, que habían sido aprobados con los votos de CiU, ERC y PSC; el voto contrario de PP, Ciudadanos y CUP y la abstención de Entesa.

El plan económico de ajuste

Ese plan, que venía derivado del incumplimiento de la regla de gasto en la liquidación de ese presupuesto --suele aprobarse durante el primer trimestre del año--, obtuvo luz verde con el voto contrario del PP y la abstención de CUP y Entesa.

En su informe de modificación de crédito, la Intervención General avisaba de que “la Diputación y su sector público tienen una probabilidad muy alta de incumplir la estabilidad presupuestaria y la regla de gasto a final de este ejercicio (2018), hecho que podría comprometer de manera significativa y para los próximos ejercicios, la ejecución de los correspondientes presupuestos”.

Pero es que, además, los presupuestos de 2019 irán en la misma dirección pues el interventor, tras examinar las líneas generales de las cuentas, afirma: "Las previsiones incorporadas en estas líneas fundamentales no son coincidentes con las previsiones aprobadas en el plan económico, ni con las recogidas en el Plan Presupuestario a medio plazo 2019-21”, indica.

A punto de finalizar el plazo

Denuncia que “la resolución aprobando las líneas fundamentales del presupuesto para 2019 se ha tramitado dos días antes de la finalización del plazo para presentar la información al Ministerio de Hacienda y Función Pública, limitando significativamente el tiempo legal de que dispone la Intervención General para emitir su informe y efectuar los cálculos sobre el cumplimiento de las reglas fiscales". No obstante, afirma que “dentro de los datos previstos se incorpora una previsión de nuevo endeudamiento por un importe de 65 millones y una amortización de operaciones anteriores de 23,20 millones. Esto supondría, de realizarse estas operaciones, un incremento del endeudamiento de unos 41,80 millones”.

marcela topor

Marcela Topor, esposa de Carles Puigdemont, fichada por la XAL, red audiovisual de la Diputación de Barcelona

“Los cálculos no son correctos –añade-- porque no tienen en cuenta las incorporaciones de remanentes que previsiblemente se harán a lo largo del ejercicio 2019 y que supondrán un incremento estimado en la ejecución del presupuesto de 240 millones. De acuerdo con estas previsiones se incumpliría el principio de estabilidad presupuestaria en más de 33 millones". Precisa que “la incorporación de remanentes de crédito por un importe estimado de 240 millones de euros provocará el incumplimiento de la regla de gasto”.

"Subvenciones ideológicas"

Xavier Mulleras, portavoz adjunto del PP en la Diputación, asegura a este medio que “ya van dos años que se superan los límites de la ley de estabilidad y lo volverán a hacer en 2019. Si se cumplen estas previsiones, serán tres años saltándose la ley".

Según Mulleras, “los planes financieros que aprueba el pleno no sirven para nada porque el gobierno provincial con la complicidad de casi todos los grupos de oposición no los cumple ni los piensa cumplir". El popular denuncia que "la Diputación es una institución saneada financieramente pero dedica demasiado dinero a subvenciones ideológicas y entidades politizadas, como la Xarxa Audiovisual Local (XAL), o a convertirse en el prestamista amigo de la Generalitat. Hay dinero para ayudar a la Generalitat o a entidades privadas cuando a muchos ayuntamientos se les niega la ayuda por insuficiencia de recursos en determinadas políticas que sí que son competencia municipal".