Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Navarro, Raquel Sánchez y Jaume Collboni a su llegada a la clausura del BNEW / BNEW

El Gobierno invertirá 3.000 millones para reactivar la economía catalana

La ministra Raquel Sánchez anuncia la partida presupuestaria en la clausura del BNEW, que ha cerrado su edición híbrida con 15.000 participantes de 145 países

4 min

El Gobierno invertirá más de 3.000 millones de euros en Cataluña el próximo año, según el acuerdo de presupuestos generales aprobado ayer por el Consejo de Ministros. Lo ha avanzado Raquel Sánchez, ministra de Transportes, en la clausura del congreso BNEW que se ha celebrado esta semana en Barcelona.

La ministra ha adelantado que Cataluña será “la comunidad que más dotación recibe de todo el Estado español” y que estos fondos irán destinados a movilidad y vivienda, pero también a proyectos innovadores en campos como la inteligencia artificial, la robótica, el blockchain, la investigación farmacéutica, la ciencia y la ingeniería. Además, ha mantenido la puerta abierta a tirar adelante la inversión para ampliar el aeropuerto de El Prat, aunque ha prometido que incluso si el proyecto fracasa, ello “no altera ni una coma la intención del Gobierno de devolver a Cataluña el protagonismo que se merece” para que “vuelva a ser el motor de la transformación que necesita este país”.

El fin del BNEW

La Semana de la Nueva Economía ha cerrado la cuarta y última jornada de su edición híbrida de 2021 con la participación de 12.000 profesionales que han seguido el evento internacional de forma virtual y otros 3.000 que lo han hecho físicamente en los siete edificios emblemáticos de Barcelona en los que se han desarrollado las actividades. En su segundo año, el BNEW ha contado con 821 ponentes --el doble que en su primera andadura, coincidente con los peores meses de la pandemia-- y 244 sesiones, con 145 países representados.

Pere Navarro, delegado del Estado en la Zona Franca, ha señalado que el objetivo del evento ha sido “hacer un evento global, pero que sea muy claro que se realiza en una ciudad” para dar protagonismo a Barcelona en una economía del futuro en que las grandes metrópolis serán protagonistas. Con esta meta en mente, ha asegurado que “es muy importante la voluntad de que pasen las cosas, tener proyectos y que se hagan realidad”, en un contexto en que la economía “evoluciona cada vez de forma más rápida”.

El reto de las alianzas

“Sabemos el reto que debemos asumir de forma conjunta administraciones y sector privado”, ha admitido Jaume Collboni, primer teniente de alcalde de Barcelona, que ha expresado su voluntad de que la ciudad recupere posiciones en algunos ámbitos como la industria y se convierta en referencia internacional de la nueva economía. Asimismo, ha apuntado que ya se están preparando “las pistas de aterrizaje para las inversiones que tienen que venir en el futuro” para la industria 4.0, como la Zona Franca, el barrio del Besòs, el centro de la ciudad o el 22@ norte.

El representante que ha enviado la Generalitat, el secretario de Empresa, Albert Castellanos, también ha hecho referencia a la “proactividad de las administraciones”. “Deberíamos ayudar a dar un empuje a esta transformación que tenemos delante”, ha coincidido, ante lo que ha definido como “la obligación de hacer unos cambios imprescindibles” en materia de digitalización y sostenibilidad, una prioridad que ha suscrito también la ministra.