Menú Buscar
José María Aznar (i), expresidente del Gobierno, y Soraya Sáenz de Santamaría (d), vicepresidenta, en dos imágenes de archivo / FOTOMONTAJE DE CG

FAES vs Sáenz de Santamaría

La fundación que preside Aznar carga contra la vicepresidenta del Gobierno por cuestionar la campaña de recogida de firmas que el PP impulsó en 2006 contra el Estatut de Cataluña

4 min

La fundación FAES, presidida por José María Aznar, ha cargado este martes contra la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por cuestionar la recogida de firmas que impulsó en 2006 el PP contra el Estatut de Cataluña. Según la plataforma conservadora, esta apreciación evidencia “de nuevo” la tendencia actual del partido de “asumir el relato” de sus adversarios políticos.

Así consta en el documento Para firmas, las del Tinnel que ha publicado un día después de que Sáenz de Santamaría afirmara en una entrevista radiofónica que fue un “error” que en ese momento, con José Luís Rodríguez Zapatero en el Gobierno, ambos partidos no trabajaran conjuntamente para llegar a un acuerdo y se apostarapor “proceder unilateralmente, unos y otros”.

Defensa de la recogida de firmas

Para la fundación presidida por Aznar esta respuesta supone un “conciliador reparto de responsabilidades”. Considera que, a priori, es una “buena idea” apurar las posibilidades de diálogo en Cataluña pero afea a la vicepresidenta que “prescinda de una historia reciente en detrimento de las posiciones que el PP adoptó en su compromiso con la Constitución y de la movilización de sus militantes”.

Es decir, la acción del partido ante el Tribunal Constitucional para denunciar un Estatut que mantiene que incluso sus promotores sabían que ofrecía motivos claros de inconstitucionalidad y que se considera la primera piedra del procés.

Críticas al maridaje de izquierda y nacionalismo

FAES afirma que este es el relato que la “izquierda y el nacionalismo --que maridan tan bien--, por increíble que parezca han conseguido convertir en acontecimiento crítico, en el punto de inflexión histórico que abrió las compuertas del independentismo: pedir firmas en la calle para apoyar un recurso de inconstitucionalidad”.

Recalca que el pacto entre izquierdas y nacionalistas que se firmó con “pompa y solemnidad en el Saló del Tinell” de Barcelona se basaba en “excluir al PP de todo acuerdo”. Por este motivo subraya que por un “elemento sentido histórico y de fidelidad a los hechos” que si se habla de los apoyos ciudadanos que recogieron en aquellos días se debe recordar que “para firmas, las que se estamparon en el Pacto del Tinell”. Y considera que este hecho no está “reñido con la voluntad conciliadora” de la que hace gala Sáenz de Santamaría.

Malestar en el PP

El documento de FAES evidencia de nuevo el malestar de la anterior dirección del PP con el actual rumbo del partido. Más, en un momento en el que la falta de mayoría en el Congreso le obliga a hacer concesiones y a abordar la llamada cuestión catalana tras cuatro años de ausencia de diálogo que han dado alas al independentismo.