Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manuel Bustos, exalcalde de Sabadell, en una imagen de archivo / EFE

El exalcalde socialista de Sabadell Manuel Bustos ingresa en la prisión de Lledoners

El exedil del PSC ha entrado en la cárcel para cumplir su segunda condena de tres años por el “caso Mercurio”

3 min

El exalcalde socialista de Sabadell (Barcelona) Manuel Bustos ha ingresado esta tarde en la prisión de Lledoners. El anterior dirigente del municipio del Vallès Occidental entra en el centro penitenciario para cumplir su segunda condena de tres años por el “caso Mercurio”.

Bustos ha sido condenado por ordenar a la Policía Local de Sabadell que retirara multas a sus familiares, además de las previas de una presunta corrupción urbanística en el consistorio que dejó en 2013. También ha sido penado como responsable a título lucrativo de una pieza sobre malversación de fondos.

Entrada en Lledoners

El exalcalde, según fuentes penitenciarias, ha entrado alrededor de las seis de esta tarde en la cárcel de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona). Su ingreso se ha producido sin agotar el mes de plazo que le concedió la Audiencia de Barcelona para ingresar en prisión de forma voluntaria ni recurrir la decisión del tribunal.

Exterior de la cárcel de Lledoners / EP
Exterior de la cárcel de Lledoners / EP

La Audiencia de Barcelona, este diciembre, rechazó suspender el ingreso en prisión de Bustos, como había solicitado su defensa. Sin embargo, le dio 30 días para que entrara en un centro penitenciario de su elección. El exalcalde socialista cuenta con otra sentencia firme de un año y nueve meses de cárcel por usar su influencia sobre una alcaldesa del PSC para colocar a un ex alto cargo del tripartito catalán, caso por el que también fue condenado el ex número dos de los socialistas catalanes Daniel Fernández.

La Audiencia y las multas a familiares

La Audiencia ordenó el ingreso en prisión de Bustos por la retirada de multas a familiares, al estimar que en su caso no concurren “circunstancias excepcionales personales” que justifiquen la suspensión de la condena. El tribunal argumentó también que el tráfico de influencias “está enmarcado dentro de los delitos de corrupción” y que, aunque el beneficio económico que obtuvo fue “nimio”, su conducta "supuso un descrédito gratuito para la administración pública" causado "precisamente por la autoridad con más rango en el ámbito municipal"

Una vez la sentencia fue firme, tanto la Fiscalía como la acusación popular ejercida por la plataforma Sabadell Lliure de Corrupció apoyaron el ingreso en prisión del exalcalde, mientras que el Ayuntamiento de Sabadell --acusación particular en la causa y ahora gobernado por PSC y Podem-- no se pronunció en ningún sentido, al no haber podido consensuar su postura con los partidos de la oposición.