Menú Buscar
El pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal ha anulado el acuerdo del Consejo de Ministros de 30 de agosto de 2013.

El Tribunal Supremo se carga el reparto del déficit entre el Estado y las autonomías

La sala de lo contencioso-administrativo dice que el Consejo de Ministros debería haber remitido el acuerdo al Congreso, y no lo hizo

Redacción
06.04.2016 18:29 h.
4 min

El pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal ha anulado el acuerdo del Consejo de Ministros de 30 de agosto de 2013 que fijó la distribución entre las comunidades autónomas de régimen común los objetivos generales de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para 2013. Estima con ello, aunque de forma parcial,  los recursos presentados por Cataluña, Andalucía y Asturias.

El Gobierno aprobó los objetivos de estabilidad y deuda, e incluyó un déficit diferente para cada comunidad autónoma. Lo hizo el 30 de agosto, en un acuerdo que fue consecuencia de otro anterior, del 13 de julio, en el que el Consejo de Ministros había aprobado los objetivos generales para aquel año.

Eficacia jurídica

El Supremo estima el recurso de esas tres comunidades y declara nula la decisión del Consejo de Ministros, porque ese acuerdo del 13 de julio previo no fue llevado a las Cortes Generales para su aprobación y, por tanto, carece según los jueces de eficacia jurídica.

De hecho, Cataluña, Andalucía, Asturias y también Canarias habían recurrido igualmente ese acuerdo del 13 de julio de 2013. La Sala también lo ha resuelto y ha decidido inadmitir los recursos al entender que se trató de un acto preparatorio de un acuerdo parlamentario, que tuvo que ser llevado al Congreso.

Los casi 40 magistrados que integran esta Sala darán a conocer sus resoluciones en los próximos días. Junto a estos dos recursos, han resuelto otros dos, todos ellos relativos a los objetivos de estabilidad presupuestaria aprobados en 2013.

Criterios de trienio

El primero de los acuerdos impugnados por las cuatro autonomías citadas fue aprobado el 28 de junio de 2013, que fijó los objetivos generales de estabilidad presupuestaria y deuda pública para el trienio 2014-2016. Los recursos de las comunidades contra este acuerdo se rechazan por falta de jurisdicción, en cuanto que esos objetivos fueron aprobados posteriormente por las Cortes Generales.

Finalmente, Cataluña y Andalucía impugnaron además un cuarto acuerdo del Ejecutivo que estableció la distribución entre las comunidades de los objetivos para el trienio 2014-2016, consecuencia del acuerdo anterior. En este caso los magistrados desestiman también los recursos y avalan la decisión del Consejo de Ministros, ya que era consecuencia de la tomada el 28 de junio que sí aprobó el Parlamento.

Junqueras se precipita

El vicepresidente del Govern y consejero de Economía, Oriol Junqueras, ha destacado que la anulación del límite de déficit autonómico de 2013 demuestra que el Ejecutivo central no ha actuado correctamente: "El Gobierno lo ha hecho muy mal".

Para Junqueras, esta anulación demuestra que "la responsabilidad de la desviación es fundamental y extramayoritariamente del Gobierno" y no de las comunidades autónomas, según ha explicado en su intervención en el pleno del Parlament por una interpelación del PSC.

"O tenemos las herramientas que nos permiten decidir sobre nuestro futuro y esfuerzo fiscal o siempre estaremos en manos de decisiones tan arbitrarias" como la que ha anulado el TS, ha añadido Junqueras.

El fallo del Supremo, no obstante, evita entrar en si el reparto del déficit fue correcto o no, y tampoco en quién ha generado más o menos. Solo se refiere a la tramitación jurídica de ese reparto; o sea, un defecto de forma.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información