Menú Buscar
Toni Comín expulsará del Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Cataluña a dos hospitales privados.

El sector sanitario catalán se revuelve contra Comín por expulsar del sistema público a dos hospitales privados

El consejo de administración del Servicio Catalán de la Salud aprueba la polémica medida sin el apoyo de médicos ni pacientes 

Redacción
3 min

El consejero de Salud, Toni Comín, ha formalizado este lunes, en la reunión del consejo de administración del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), la expulsión de dos centros privados de la red de hospitales catalanes de uso público. Pero lo ha hecho prácticamente en solitario, con la oposición de las patronales de la sanidad privada, y sin el aval de médicos ni de pacientes.

En la reunión se ha aprobado excluir del Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Cataluña (SISCAT) a dos centros privados con ánimo de lucro, la Clínica del Vallés, en Sabadell, y el Hospital General de Catalunya, en Sant Cugat, como ya había avanzado días antes el consejero Comín.

La decisión no se ha aprobado precisamente por consenso. Han votado en contra los dos representantes de la patronal de la sanidad privada, la Unió Catalana d'Hospitals –donde había trabajado el predecesor de Comín, el convergente Boi Ruiz– y la Associació Catalana d'Entitats de Salut. Y se han abstenido los vocales del Colegio de Médicos de Cataluña, de las dos entidades de pacientes representadas, y del sindicato CCOO.

Solo UGT y CSSC apoyan a Comín

Los únicos apoyos de Comín, de hecho, han venido dels sindicato UGT y del Consorci de Salut i Social de Catalunya (CSSC), pero la decisión se ha aprobado con la mayoría de que goza la administración en este órgano.

En la reunión, las entidades de pacientes han insistido en señalar que la exclusión del sistema público de estos dos centros va a empeorar la situación de las listas de espera. Las patronales han alertado de la "inseguridad jurídica" que a su juicio provoca la Generalitat, y de que los centros tienen convenios vigentes firmados con la administración autonómica.

Sin consenso

El nulo consenso de la medida es sorprendente en un organismo donde, por regla general, las propuestas de la Generalitat suelen aprobarse con un apoyo generalizado.

En la misma reunión en la que se aprobaba excluir del Siscat a estos dos hospitales privados, se ha firmado la inclusión un centro socio sanitario igualmente privado y con ánimo de lucro, Hestia Palau, SL.

Las exclusiones de hospitales privados de la red pública que está emprendiendo Comín fueron una exigencia muy concreta de la CUP para dar apoyo a la formación de un Govern de Junts pel Sí y evitar la repetición de las elecciones. La lista de CDC y ERC se comprometió ante la CUP a completar estas exclusiones en un plazo máximo de 18 meses.