Menú Buscar
Ignacio Cembrero, periodista especializado en el Magreb y autor del libro 'La España de Alá'

"El nacionalismo ha perjudicado la integración de los musulmanes"

El periodista Ignacio Cembrero, que acaba de publicar el libro 'La España de Alá', critica las políticas de CDC y UDC hacia la comunidad islámica en Cataluña

Alejandro Tercero
6 min

Las políticas implementadas durante décadas por parte del Gobierno de la Generalitat no han facilitado la integración de la inmigración musulmana en Cataluña, de hecho, han sido contraproducentes para este propósito.

Así lo asegura el periodista Ignacio Cembrero, uno de los más reconocidos especialistas españoles en el Magreb y en los países árabes, que durante años ha trabajado como corresponsal para El País y El Mundo.

Cembrero acaba de publicar su último libro, La España de Alá (La Esfera de los Libros), que tiene como subtítulo ‘Cinco siglos después de la Reconquista los musulmanes han vuelto. Son dos millones y siguen creciendo’. En él, radiografía la situación de la comunidad islámica en España y trata de responder a la cuestión de si los inmigrantes musulmanes son un problema o una oportunidad para el país.

"Discurso correcto" pero mala "práctica"

En conversación con Crónica Global, el periodista explica que Cataluña es la zona de España donde peor se ha gestionado el fenómeno migratorio musulmán. Y acusa de ello, principalmente, a los partidos que durante mayor tiempo han tenido responsabilidades de gobierno en la comunidad, esto es, CDC y UDC.

Cembrero considera que, "en términos generales, el discurso oficial de la Generalitat y de CDC ha sido bastante correcto, incluso en muchas ocasiones impecable --apelando a la multiculturalidad--, pero después, la práctica ha dejado mucho que desear".

Guetos y discriminación escolar

Entre los reproches que el autor del libro lanza a los gobiernos nacionalistas destaca su ineficacia a la hora de evitar la creación de guetos de inmigrantes musulmanes, como los de Can Anglada, Terrassa, Sabadell o Mataró. Una situación que no se reproduce con la misma intensidad en ninguna otra comunidad autónoma.

También destaca que los más de 70.000 alumnos musulmanes escolarizados en Cataluña ven insatisfecho su derecho --reconocido en 1992-- a recibir clases de religión islámica, pese a que es una petición generalizada.

Un gran mezquita

Por otra parte, subraya la las dificultades que la administración catalana acostumbra a poner a la apertura de oratorios musulmanes en lugares céntricos, lo que les obliga a instalarse en la periferia, con la correspondiente sensación de "exclusión".

En esa línea, se pregunta: "¿Por qué Barcelona es la única gran ciudad europea con una importante población musulmana sin una gran mezquita?". En su opinión, esta situación responde a las trabas que han puesto los gobiernos autonómico y municipal, y supone un revés para las aspiraciones de la comunidad islámica, a la hora de sentirse reconocida socialmente.

El intento de adoctrinamiento de CDC

Cembrero es, además, muy crítico con CDC por haber intentado atraer a la comunidad musulmana --"a veces asociándose con gente de dudoso pasado"-- hacia el proyecto independentista a través de su fundación Nous Catalans, dirigida por Àngel Colom. A Colom le censura específicamente haber acudido a múltiples mezquitas --algunas salafistas, las más radicales-- durante la campaña electoral de las autonómicas de 2012 a "adoctrinar y predicar las virtudes del independentismo".

En todo caso, el periodista concluye que esta iniciativa convergente ha "fracasado", y que a la comunidad musulmana en Cataluña "le cuesta entender la oferta independentista". Entre otros motivos, porque la secesión les impediría seguir moviéndose por el resto de Europa con la facilidad que disfrutan actualmente.

Las frases "poco amables" hacia la inmigración musulmana que se han lanzado en algunas campañas electorales por parte de la clase política catalana también es otro motivo de reproche por parte de Cembrero. En este caso, el periodista incluye de forma destacada al PP. Aunque su conclusión es clara: "El nacionalismo conservador ha perjudicado la integración de la inmigración musulmana en Cataluña".

Barcelona, zona con mayor riesgo de "radicalización"

Finalmente, el autor de La España de Alá hace referencia al mapa de “radicalización” que publica en su libro, basado en datos del Ministerio del Interior no revelados hasta ahora. En ese mapa, la provincia de Barcelona es la que cuenta con más puntos de "riesgo" de generación de "procesos de radicalización". De hecho, la mitad del centenar de mezquitas salafistas de España se encuentran en Cataluña. "Y, en algunos casos, el salafismo es la antesala del terrorismo", precisa.

Sin embargo, también lanza un mensaje de tranquilidad. "Las grandes ciudades españolas están entre las que tienen menos riesgo de atentado terrorista en Europa. Y, aunque entre las españolas Barcelona es la de mayor riesgo, este es mucho menor que el de París, Bruselas y Londres, y también por debajo de ciudades como Roma, Viena, Berlín, Frankurt u otras localidades francesas", concluye.