Menú Buscar
Joan Lluís Bozzo, director teatral / Ràdio Televisió Cardedeu (WIKIMEDIA COMMONS)

Un dirigente de ERC rebate la polémica lingüística de Bozzo

Asegura que, según el vigilante del aparcamiento, el director teatral se negó a pagarle el euro de tarifa, algo que éste niega

20.08.2019 18:50 h.
8 min

Un dirigente local de ERC ha rebatido las acusaciones del director de teatro independentista Joan Lluís Bozzo, después de que éste acusara al vigilante de un parking de Palamós (Girona) de haberse dirigido a él en castellano.

Bozzo cargó contra el trabajador a través de su cuenta de Twitter la semana pasada, donde le acusó de negarse a hablarle en catalán por expresarse en "el idioma oficial", de no darles la hoja de reclamaciones, y de insultarles y amenazarles.

La acusación de Bozzo tuvo una amplia repercusión en las redes --más de 6.000 retuits--, y generó una fuerte controversia: mientras numerosos perfiles independentistas aplaudieron su denuncia pública --que incluía una mención dirigida al Ayuntamiento de Palamós--, otros no nacionalistas le reprocharon su acción y su talante.

Lío por un euro

También hubo, sin embargo, independentistas que lamentaron los reproches públicos del afamado director teatral contra el trabajador del aparcamiento. Es el caso del presidente local de ERC en Palamós, Marçal Gallego que, a título personal --y no como cargo del partido--, le rebatió ofreciendo la que asegura ser la versión "de la otra parte".

Según Gallego, Bozzo se saltó el control y se negó a pagar el euro correspondiente a la tarifa de tarde. Y, cuando esto ocurre, sostiene, "lo natural para un castellanohablante es avisarle en castellano". Por lo cual, reclamó al dramaturgo "un poco de humildad".

"Prepotencia y soberbia por un tubo"

"Exigir de malas maneras 'a mí me hablas catalán' a un trabajador, cuando te acabas de saltar la taquilla y no has querido pagar creo que no hace ningún favor ni a la lengua ni al país", añadió el dirigente de ERC. Una actitud que considera de "prepotencia y soberbia moral por un tubo".

A pesar de ello, Gallego tampoco concede plena credibilidad a la versión del acusado, al estimar que "seguramente la versión de la otra parte también es sesgada y no es 'la verdad absoluta'. Pero creo que es importante tener las dos versiones".

"Moneda fragmentada"

El director teatral ha desmentido este martes que no quisiera pagar el aparcamiento. Según su versión, el guardia "no aceptó el euro que le pagábamos con moneda fragmentada, se negó a dar la hoja de reclamaciones y dijo que si llamábamos a los Mossos 'los tendríamos que llamar por algo peor'".

"Nos dijo que lo nuestro era un 'puto vacileo' y que nuestros hijos le daban pena. Los niños quedaron horrorizados", añade Bozzo en su último mensaje. Según ha apuntado su entorno familiar, también en Twitter, su familia se ha dirigido a la policía local para quejarse y también a los Mossos, que les remitieron al ayuntamiento, donde también han presentado una queja electrónica.

Ante esta interpelación, el dirigente local de ERC le recuerda a Bozzo que no se tiene que dirigir a él, puesto que no es concejal ni cargo público, e insiste en que sus tuits son "estrictamente personales". "Si ya han interpuesto una queja formal, espero que reciban la respuesta pertinente bien pronto. Que les sea leve el verano en la Costa Brava. Salud".

"Españoles empadronados en Cataluña"

El pasado mes de junio, Bozzo originó otra fuerte controversia en las redes por cuestiones identitarias, al afirmar que en Cataluña "conviven los catalanes (que, sean de donde sean, quieren Cataluña) y los españoles empadronados en Cataluña que quieren eliminar nuestra lengua, cultura, símbolos y libertades, para entregar el país al Reino de España. ¡Alerta máxima!", publicó.