Menú Buscar
Varios furgones de Mossos delante de una barricada en llamas en Cataluña / EFE

El impacto de los disturbios en Cataluña: 46 detenidos y 52 atenciones médicas

Barcelona concentra la mayoría de actuaciones tanto del servicio de emergencias médicas como de los Mossos d'Esquadra

5 min

Las protestas violentas de la noche del miércoles 16 de octubre --hasta las 0.30 horas del jueves-- se han saldado con más de medio centenar de personas atendidas por el Servei d'Emergències Médiques (SEM) de Cataluña en toda la comunidad. Asimismo, fueron detenidas 46 personas --según los últimos datos del Ministerio del Interior-- durante los disturbios por los Mossos d'Esquadra, cuerpo cuyos agentes también tuvieron que ser atendidos por los profesionales médicos a consecuencia de los enfrentamientos

Según las informaciones remitidas por el cuerpo policial catalán, 24 antidisturbios sufrieron en carne propia --de forma literal-- las consecuencias de ataques de los secesionistas, aunque ninguno de ellos fue herido de consideración. La región central de Cataluña registró once ataques a mossos, mientras que en los enfrentamientos en Barcelona fueron heridos seis agentes, cuatro en Girona y dos en Lleida. 

Detenciones en Barcelona

Respecto a las detenciones, Barcelona registra la mayor parte de ellas, 12 en concreto, frente a los 29 arrestos que tuvieron lugar la noche anterior. La ciudad fue pasto, por segundo día consecutivo, de las barricadas en llamas y de la violencia ejercida por grupos de antisistema después del asedio a la Consejería de Interior, convocado por los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR).

Llamas en Barcelona y cargas policiales contra los independentistas radicales / CG

De las 52 asistencias totales de los servicios de emergencias, 32 fueron en Barcelona. Una quincena fueron realizadas in situ con alta inmediata, 7 personas fueros trasladadas y 10 de asistencias fueron activas. 

Disturbios en Lleida

La capital ilerdense fue la segunda donde más detenciones se llevaron a cabo en la noche del miércoles. Los mossos cazaron a 11 presuntos autores de varios altercados, a los que se les acusa de perpetradores de un delitos de desórdenes públicos. Entre los arrestados se encuentran cuatro menores y los seis restantes son jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y los 25 años. La juventud es uno de los rasgos característicos del grueso de manifestantes en Cataluña, ya que los estudiantes es uno de los grupos sociales más representados en este universo indepe

Los disturbios acaecidos en Lleida se concentraron, sobre todo, en las cercanías de la Subdelegación del Gobierno. Hasta allí se dirigieron grupos de radicales después de participar en la concentración --convocada por los CDR-- en la Europa en la que participaron unas 2.000 personas, según la policía local. Un dispositivo de Mossos y Policía Nacional impidió que los activistas alcanzaran la sede gubernamental, lo que provocó barricadas, quema de contenedores y lanzamientos de ladrillos, botellas y otros objetos por parte de los secesionistas violentos. El SEM realizó en esta capital a 10 intervenciones (7 altas in situ y 3 traslados).

Atropello en Tarragona 

La ciudad surgida de la Tarraco romana también se vio afectada por las algaradas de los independentistas. En ella, cinco personas fueron detenidas y los servicios médicos atendieron a dos personas. Tarragona vivió uno de los episodios más tensos de la noche, cuando un furgón de los Mossos d'Esquadra atropelló a un joven en una de las maniobras para dispersar a los manifestantes.

La víctima del atropello se golpeó, tras el impacto del vehículo policial, contra un contenedor y fue trasladado a hospital con un traumatismo craneoencefálico.

Tres arrestos en Girona

En Girona se han contabilizado tres detenciones y nueve asistencias sanitarias de emergencia. Los disturbios comenzaron, como en todas las capitales provinciales, ante la subdelegación del Gobierno y se extendieron rápidamente por toda la ciudad. 

En la capital que gobierna Marta Madrenas, cuatro efectivos de los Mossos d'Esquadra tuvieron que ser atendidos por impactos.