Menú Buscar
 Nuria Gibert, portavoz del secretariado nacional de CUP que ha presionado a Puigdemont para declarar la independencia / EFE

La CUP redobla la presión sobre Puigdemont

Los antisistema exigen al presidente de la Generalitat que convoque para esta semana un pleno monográfico para declarar la república catalana

3 min

La CUP se ha desmarcado este sábado en dos actos del llamamiento a la unidad de los independentistas que ha hecho el vicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Oriol Junqueras, en el consejo nacional de su partido. La formación antisistema redobla la presión al president, Carles Puigdemont, y le exige la convocatoria de un pleno monográfico para realizar una “proclamación solemne del estado catalán independiente en forma de república”.

Así lo decidió el consejo político del partido en un debate que transcurrió a lo largo de la tarde. Horas antes, la portavoz del secretariado nacional, Nuria Gibert, avisó al Gobierno catalán que no aceptará “un pacto entre las élites o en los despachos” y que también rechaza la reforma constitucional que propone el PSOE.

Respuesta al requerimiento de Rajoy

Dan por zanjado el diálogo con Madrid, que entiende que es un debate para pactar la separación por la validez que otorgan al 1-O.

Exige a Puigdemont a que haga “efectivos” los resultados de la votación y que declare el mismo lunes la república catalana al dar una “respuesta nítidamente afirmativa” al requerimiento que ha hecho el Gobierno central como paso previo a la aplicación del artículo 155

Equilibrio parlamentario

La presión a JxSí no se limita a la celebración de este pleno de inicio del proceso constituyente, también se extiende a la paralización de la política catalana. Los antisistema advierten que su continuidad en el Parlamento catalán dependen de la contundencia de la respuesta que de Puigdemont al presidente del Ejecutivo central, Mariano Rajoy.

Si apuesta finalmente por una contestación ambigua o se limita a remitir una copia del discurso que hizo en la Cámara catalana a Madrid, la CUP amenaza con abandonar los escaños. El entorno del presidente de la Generalitat indica que se prepara una respuesta elaborada que no será binaria. “Es evidente que no entraremos en una lógico de debate autonomista, en hablar de los asuntos cuotidianos como si no hubiese pasado nada”, declaró Gibert.

Paralizar los ayuntamientos

Y sin los 10 diputados antisistema, los independentistas se quedan en minoría en el Parlament. Deberían bajar a la arena del pacto, un escenario que nadie contempla en estos momentos, cuando ni siquiera se han empezado a preparar los presupuestos de Cataluña de 2018.

La CUP deja la puerta abierta a salir incluso de los ayuntamientos. Intenta paralizar toda la actividad política catalana para que Pugidemont no se desmarque de sus exigencias y proclame la independencia.