Menú Buscar
El catedrático de Derecho Constitucional Francesc de Carreras en una imagen de archivo / EFE

Los constitucionalistas coinciden en subrayar la dureza de la respuesta gubernamental

La limitación de los poderes del Parlament es la medida del Gobierno que más dudas despierta entre los catedráticos

3 min

Expertos en Derecho Constitucional discrepan sobre la magnitud de las medidas aprobadas por el Gobierno al amparo del artículo 155 en Cataluña, si bien coinciden en calificarlas de "severas" en lo que respecta al Parlament.

Para el catedrático de Derecho Constitucional Francesc de Carreras, las medidas sobre el Parlament, que pierde su función de control parlamentario, son "muy duras" pero también "justificadas por el comportamiento de parte de los diputados en el último mes y medio".

El derecho de veto

Sin embargo, el también catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona Xabier Arbós asegura que el papel en el que queda la Cámara autonómica le genera "serias dudas", y cuestiona la capacidad del presidente del Gobierno de reservarse el derecho a veto sobre cualquier resolución que aquel adopte.

En opinión del catedrático de Ciencia Política Francisco J. Llera, las medidas aprobadas son "previsibles" pero también se muestra sorprendido por "la intervención no tanto sobre las autoridades gubernamentales como la cuestión del Parlament".

Medidas necesarias

Sobre el conjunto de las medidas, el catedrático Francesc de Carreras señala que son "razonables y justificadas" y defiende como "necesaria" la convocatoria de elecciones autonómicas.

En relación al Parlament, Carreras insiste en la "dureza" de la iniciativa, pero también la justifica "a la vista de lo que estaban dispuestos a hacer los diputados ignorando cualquier legislación".

"Suspensión de hecho"

El catedrático Arbós critica que lo que se haya hecho hoy es una "suspensión de autonomía de hecho, aunque formalmente no lo sea".

Arbós también considera que, a su entender, "se han desbordado los límites del artículo 155" y advierte de que se puede incrementar la tensión y provocar "más problemas de los que hay actualmente".

Mientras, el catedrático Llera subraya que todo lo aprobado era "previsible" a la vista de cómo estaba transcurriendo el desafío soberanista y admite que es muy difícil "mantener un Parlamento actuando fuera de la ley sobre un Gobierno de excepción".