Menú Buscar
Alfons Conesa, director de la Agència Catalana de Consum, condenado a seis meses de suspensión de empleo o cargo público / EFE

Condenado el convergente Conesa, padre de la presidenta de la Diputación

El exresponsable de Consum en el gobierno de Mas, Alfons Conesa, acepta una condena de seis meses de suspensión tras un pacto con la Fiscalía

4 min

Seis meses de suspensión de empleo público. El convergente Alfons Conesa, exdirector de la Agencia Catalana de Consum con el gobierno de Artur Mas, y padre de la presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, ha sido condenado a seis meses de suspensión de empleo público tras un acuerdo con la Fiscalía por adjudicar, de forma irregular, un concurso público a un despacho de abogados en el que trabajaba uno de sus hijos.

Se trata de una sentencia que llega después de una denuncia de Comisiones Obreras, que, en enero de 2013, consideró que se habían producido irregularidades en uno de los contratos de la Agencia que dirigía. Conesa quiso responder a todos los ciudadanos que se quejaban por las participaciones preferentes que habían contratado con los bancos. Sin embargo, la agencia lo externalizó y lo encargó a una empresa en la que trabajaba su hijo, AGM Abogados S.L. Se trata de un “contrato de prestación de servicios de análisis y evaluación de las reclamaciones presentadas por consumidores de productos financieros complejos”.

Las tretas de Conesa

Lo que sucedió es que se presentó una denuncia ante la Oficina Antifraude, por parte del responsable del área de personal funcionarial. Tras los requerimientos a la Agencia Catalana de Consum, Alfons Conesa ocultó esa relación con el despacho referido, y entrego certificaciones que no encajaban con la realidad. “Libró una en la que mendazmente certificó que la ACC (Agència Catalana de Consum) inició los contratos con las empresas invitadas en el procedimiento negociado sin publicidad para la contratación de la prestación de servicios de análisis y evaluación de las reclamaciones presentadas por los consumidores de productos financieros complejos ante la ACC el 22 de enero de 2013, aún cuando el acusado era plenamente consciente de que la ACC no mantuvo contacto ni negociación alguna con otros despachos de abogados y los contactos con AGM Abogados S.L”.

Procedimiento negociado

Lo que hizo Conesa es utilizar el procedimiento “negociado” para adjudicar el concurso. Eso permite que se puedan escoger diferentes empresas de un mismo sector, y resultó elegida la misma en la que trabajaba su hijo.

La ganadora resultó ser el despacho AGM Abogados. Consum, según la denuncia de Comisiones Obreras, facilitó información al citado bufete para que pudiera ganar el concurso. Y ya trabajaba en ello un mes antes de la adjudicación, aunque ya no estuviera su hijo en el mismo bufete.

El hecho es que el juzgado de lo penal número 27 condena a Alfons Conesa “en términos de estricta conformidad, como autor criminalmente responsable de un delito de falsedad de certificados del artículo 398 del Código Penal, sin que concurran circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de seis meses de suspensión de empleo o cargo público”, lo que incluye también el pago de las costas procesales.