Menú Buscar
Fachada de Barcelona Activa, sede de las jornadas celebradas por los comunes / CG

Los comunes usan el Ayuntamiento de Barcelona para asuntos de partido

Celebran el Fórum de Economías Colaborativas Procomunes con recursos públicos y en la sede de Barcelona Activa

30.06.2017 00:00 h.
3 min

Los comunes celebraron los pasados martes y miércoles, 27 y 28 de junio, unas jornadas bautizadas como el Fórum de Economías Colaborativas Procomunes en las que pretenden potenciar la economía colaborativa y crear un espacio de cocreación de políticas.

Se trata de un evento organizado por y para los comunes y en el que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aprovechó su condición de edil y utilizó el consistorio barcelonés para impulsar la ideología de su partido, Barcelona en Comú.

En Barcelona Activa

El foro procomún se llevó a cabo en la sede de Barcelona Activa (en el distrito de Poblenou), institución municipal encargada del desarrollo económico del Ayuntamiento de Barcelona y en la que se ofrecen cursos de formación a los ciudadanos.

Han participado personas afines al partido como el profesor de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) Joan Subirats, además de la propia organización del consistorio como Jordi Via, comisionado de Economía social y solidaria del Ayuntamiento de Barcelona, y Sara Berbel, directora general de Barcelona Activa.

Retos de ciudad

El folleto informativo de las jornadas, además, publicita que el principal organizador es el consistorio y, en segundo lugar, Barcelona Activa. “Presentaremos recursos para el emprendimiento y, sobre todo, codiseñaremos soluciones a retos de la ciudad, en materia de vivienda, cuidados y exclusión”, dice el texto que presenta la segunda edición del evento.

Tanto la conferencia inaugural —titulada Procomún frente al neoliberalismo: de la economía oligárquica a la economía social abierta— como el cierre han sido protagonizados por el catedrático en la Facultad de Derecho y codirector del Centro Berkman por internet y la Sociedad de la Universidad de Harvard, Yochai Benkler.

Edificio MediaTIC

En su punto de encuentro del cooperativismo, en el que en los pasillos municipales de la oposición se sostiene que pretenden acabar con el derecho de la propiedad, los comunes han debatido sobre el modelo de regulación de la economía colaborativa que, a su parecer, necesitan tanto Barcelona como Cataluña.

Otras conferencias han tratado los retos de la ciudad en materia de vivienda y exclusión social; las políticas de recursos de promoción de las economías colaborativas en Barcelona y los modelos de gobernanza y sostenibilidad procomún.

Barcelona en Comú también ha aprovechado los recursos públicos para su fin de fiesta, celebrado en el edificio MediaTIC, equipamiento de Barcelona Activa, en el que se encuentra el nuevo espacio La T, del llamado Laboratorio de tecnopolíticas para el bien común. Un centro que se define como un lugar de “pensamiento y prácticas críticas” sobre aspectos como la sociedad y el bien común.