Menú Buscar
La presidenta del grupo parlamentario de los comunes Jessica Albiach / CG

Los comunes avisan a Torra que sin presupuestos estatales no apoyará las cuentas catalanas

Jessica Albiach critica el 'pressing-comuns' y afirma que su grupo no aceptará “parches secesionistas” después de años de recortes

06.11.2018 12:48 h.
2 min

La presidenta de Catalunya en Comú-Podem, Jessica Albiach, ha avisado de que sin nuevos presupuestos generales del Estado, su grupo no podrá apoyar las cuentas catalanas de 2019 porque “no podrán ser expansivas”. En este sentido, los comunes no aceptarán “parches secesionistas después de años de recortes”.

Albiach ha manifestado que los presupuestos de la Generalitat “van tarde, el gobierno de Torra ha comenzado un pressing-comuns, pero no sabemos su contenido”. Ha trascendido que las cuentas catalanas de 2019 contemplan un aumento de 1.600 millones de euros en políticas sociales, pero “no garantizan una reforma fiscal profunda, que sea verde y acabe con privilegios de las rentas más altas”.

"No es un intercambio de cromos"

La dirigente de los comunes ha explicado que “siempre que hay una intervención de miembros de la Generalitat nos interpelan. No nos cerramos, pero no podemos aprobar unos presupuestos cualquiera, que solo sean un pedazo secesionista o un parche después de años de recortes”. La presidenta del grupo parlamentario de Catalunya en Comú-Podem ha negado que exista un intercambio de cromos, incluyendo el Ayuntamiento, pero ha dicho que “no podemos apoyar las cuentas catalanas si no hay Presupuestos del Estado, pues desde el propio departamento de Economía nos dicen que no habría suficiente financiación para Cataluña”.

Respecto a los 2.200 millones que los Presupuestos del Estado destinan a Cataluña, ha afirmado que “se habla mucho de si se pueden apoyar con independentistas presos, pero no es incompatible. Se debe mejorar la vida de la gente y también luchar por la liberación de los presos”.

Ha recordado que se necesitan 850 millones para sostener las ayudas a la dependencia y que el Gobierno español se ha implicado en la política de vivienda.