Menú Buscar
sanchez collboni

Collboni asegura que "Colau no es de fiar" y la acusa de cómplice 'indepe'

El alcaldable de Barcelona por el PSC insiste en que no dará apoyo a ningún candidato secesionista y cierra la puerta a un tripartito con ERC y comuns

14.05.2019 08:20 h.
3 min

El candidato del PSC no le perdona a la actual alcaldesa que lo echara del gobierno municipal tras lo acontecido en octubre de 2017. La tensión independentista pudo con la candidata de los comuns, que la llevó a cesar a todos los concejales socialistas que formaban parte del gobierno municipal. Por eso, Jaume Collboni insiste: "Ada Colau no es de fiar. Mi confianza política en ella es cero". 

De la misma forma, advierte en una entrevista en El Español –socio de Crónica Global– de una alianza entre la actual alcaldesa de Barcelona y el tránsfuga exsocialista que se presenta por Esquerra Republicana, Ernest Maragall. Recrimina a la formación republicana que cambiara su candidato "con un dedazo" con el objetivo de "pintar de amarillo Barcelona y que caiga del lado independentista" y recuerda que "Colau está dispuesta a apoyarles".

Prostitución

Sobre este tema, también se ha pronunciado el alcaldable socialista. Collboni, que se proclama abolicionista del trabajo sexual, asegura que "legalizar y regular la prostitución va en contra del principio de igualdad y de lucha contra la explotación sexual". Asimsimo, aprovecha para lanzar un dardo contra comunes y Valls: "Colau y Cs son partidarios de la profesionalización, aunque no hayan hecho nada". 

Una de las medidas estrella del candidato del PSC pasa por multar a los consumidores de este servicio. Explica en la entrevista que el ayuntamiento tiene capacidad para multar a los usuarios, aunque lamenta que desde 2018 únicamente se han llegado a poner cuatro multas. 

"Tornem a ser Barcelona"

Colloboni considera que la capital catalana ha entrado en declive. Sobre el problema de la vivienda asegura que pretende conseguir 1.000 pisos de alquiler social en Barcelona: "Propongo algo que ya hacían los gobiernos socialistas y que se hacía hasta que llegó Colau". 

Para conseguirlo, insiste en la colaboración público-privada que "Colau ha parado por prejuicio. De las 8.000 viviendas que prometió para el que mandato, solo ha hecho 800". De la misma forma, pide revitalizar el sector cultural para evitar que entre en decadencia.