Menú Buscar
La destituida consejera de BComú, Huma Jamshed, y la alcaldesa de Barcelona y líder del partido, Ada Colau.

Colau vive su primera crisis en BComú

La formación de la alcaldesa destituye a su consejera pakistaní en Ciutat Vella, Huma Jamshed, por "no cumplir" con sus funciones. Esta ve "racismo" en la decisión

Carles Bellsolà
4 min

Primera gran crisis en BComú. La formación que lidera la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha destituido de su cargo de consejera del distrito de Ciutat Vella a Huma Jamshed. Y lo ha hecho después de cargar públicamente contra ella, insinuando –o más que insinuando– que no trabaja lo suficiente, e incluso que se ha movido en el cargo por "intereses personales". Y que ha sido así desde el principio. La consejera apartada, en cambio, solo ve "racismo" en la destitución.

La decisión de cesar a Jamshed, aprobada por la asamblea del partido en Ciutat Vella y corroborada posteriormente por la dirección, la anunció el pasado viernes la formación en las redes sociales. Sin citar el nombre de la interesada. En un comunicado, el partido de Colau explicó urbi et orbe que había tomado la "difícil decisión" de destituir a una de sus consejeras en el distrito porque "no estaba cumpliendo de manera adecuada con su trabajo". Pero no sólo eso.

BComú insinúa que trabajaba poco

BComú afirmó –siempre sin citarla por su nombre– que Jamshed tenía "teóricamente una dedicación completa", pero que "no ha estado cumpliendo adecuadamente con sus funciones". Traducido: que no trabajaba lo suficiente. Por si no se había entendido, el partido añade que la situación "ha generado una sobrecarga de trabajo para el resto de consejeros" de la formación en el distrito. Algo que ha negado la consejera destituida, que habla de jornadas "de 14 horas de lunes a sábado".

Además, BComú revela que el descontento con Jamshed se arrastra "desde el verano". Es decir, prácticamente desde su nombramiento, habida cuenta que Colau y BComú llegaron al consistorio el 13 de junio, cuando la alcaldesa tomó posesión de su cargo.

Interés "particular"

Ítem más. El partido apunta que la consejera ahora destituida no se ajusta al "ideario de Bcomú de trabajar con transparencia", de actuar "para todos, y no sólo para quienes nos han votado", y de "impulsar el interés general y no el particular".

Una vez se ha confirmada la destitución, Jamshed ha estallado. En conversación con Crónica Global, ha denunciado que ha sido apartada por "racismo", y que la formación nunca ha confiado en ella para desempeñar el cargo que consiguió en primarias abiertas, y que fue objeto de presiones para que dimitiera desde el primer día. "He sufrido racismo de Bcomú", asegura.

BComú emplaza a su comunicado

Bcomú ha rehúsado ampliar las razones de la destitución, y se ha remitido a su comunicado del viernes pasado. La formación sí ha sacado pecho por la "transparencia" de anunciar la destitución y sus motivos. En este sentido, ha explicado que "otros años" han sido destituidos consejeros de distrito y "nadie se ha enterado", y que si el caso de Jamshed ha tomado relevancia es justamente por la propia formación lo ha hecho público.

Jamshed, de origen pakistaní, es también fundadora y presidenta de Acesop, una asociación cultural dedicada a las mujeres de origen pakistaní, y fue vicepresidenta del Consejo Municipal de Inmigración de Barcelona –un órgano consultivo del Ayuntamiento formado por entidades de inmigrantes–.

"Proceso abierto" para sustituirla

BComú no ha decidido aun cómo cubrirá el puesto que queda vacante por la marcha de Jamshed, pero está considerando abrir un "proceso abierto" para sustituirla. El partido ya realizó primarias abiertas para elegir a sus consejeros en los distritos.

Los consejeros de distrito son nombrados por los partidos en proporción a su resultado en las elecciones. Según las retribuciones que aprobó el equipo de gobierno de Colau apenas llegar al poder, los consejeros con dedicación plena, como sería el caso de Jamshed, cobran unos 32.000 euros brutos anuales. En función del código ético de BComú, no obstante, la cantidad se convierte en un máximo de 1.800 euros netos mensuales.