Menú Buscar
Imagen de archivo de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en un acto público / CG

Colau pierde el apoyo de sectores que la auparon al ayuntamiento

El portavoz de Aigua És Vida, partidaria de la municipalización del agua y vinculada a Eloi Badia, se integra en la candidatura Desbordem que compite por la dirección de Catalunya en Comú

3 min

Malos tiempos preelectorales para Ada Colau. A un año de los comicios municipales, las encuestas de intención de voto son adversas para la alcaldesa de Barcelona. Además, a finales de junio se someterá al escrutinio de la militancia de Catalunya en Comú en unas elecciones internas para revalidar o renovar liderazgos.

A las elecciones a la dirección de los comunes que se celebrarán del 29 de junio al 2 de julio se presentan tres candidaturas, la de Colau y Xavier Domènech, que se llama Construïm en Comú; la que encabeza José Luis Atienza, Comuns Federalistes, y la liderada por Sònia Farré, Desbordem.

Un gesto significativo

De esta tercera candidatura, que representa al sector más independentista del partido, forma parte el portavoz de Aigua És Vida, Quim Pérez. Resulta especialmente significativo que esta entidad integre una candidatura alternativa a Colau. O lo que es lo mismo, que discuta su liderazgo.

Esta organización es la promotora de la multiconsulta de Barcelona, uno de los fiascos del mandato de la alcaldesa, y una firme defensora de la municipalización del agua. Medida que tampoco ha logrado implementar Colau.

Plataforma de entidades subvencionadas

Aigua És Vida y la Aliança contra la Pobreza Energètica (APE) forman parte de la plataforma de asociaciones impulsadas por Eloi Badia --concejal de Presidencia, Agua y Energía de Barcelona-- a través de Enginyeria Sense Fronteres. Esta entidad, fue el embrión de Aigua És Vida, donde Badia trabajó como portavoz, y APE, asociación vinculada a la cuarta teniente de alcalde y responsable de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz (ICV).

La inclusión de estas entidades de la órbita de Badia, hombre de confianza de Colau, en una candidatura crítica da idea del mal momento por el que atraviesa la alcaldesa, quien además, regó con generosas subvenciones a Enginyeria Sense Fronteres.

Ayudas a los amigos

Tal como publicó Crónica Global, Enginyeria Sense Fronteres ha cobrado durante el mandato de la dirigente de los comunes casi un millón de euros (concretamente 918.532 euros). Esta asociación pasó de recibir 241.437 euros en ayudas del Ayuntamiento de Barcelona en 2015 (la mayoría tras la llegada de Colau), a 321.920 euros en 2016 y 385.175 euros en 2017. Esto supone un incremento del 59,53% en dos ejercicios.

De esta forma agradeció Ada Colau el apoyo de las entidades que la auparon a la alcaldía hace tres años. Entre ellas Observatori DESC y la Federació d'Associacions de Veïns i Veïnes de Barcelona (FAVB). Algunas comienzan a fallarle.