Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona y líder de los comunes, Ada Colau / EUROPA PRESS

Colau desconvoca el pleno extraordinario para reaccionar a la condena del Supremo

El Gobierno de Barcelona asegura que los actos vandálicos de la noche y el llamamiento a nuevas movilizaciones impiden mantener el debate “sereno” necesario

16.10.2019 13:56 h.
5 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha comunicado al resto de fuerzas políticas municipales que desconvoca el pleno extraordinario previsto para este jueves con el objetivo de lanzar un mensaje institucional mayoritario a la condena del Tribunal Supremo a los políticos del 1-O. El número dos de BComú, Jordi Martí, ha explicado este miércoles que el contexto actual en la ciudad “no es el mejor” para impulsar el “debate sereno y calmado” que se pretendía.

Todo ello, tras una noche de disturbios por parte de grupos de vándalos radicales que se organizaron tras las manifestaciones independentistas ante la delegación del Gobierno y con el anuncio de nuevas movilizaciones en los próximos días. Se espera que las jornadas más conflictivas sean el viernes y el sábado, a partir de la huelga general politizada que convoca Intersindical-CSC y AIC, el nuevo paro de país.

Momento de “mayor tranquilidad”

Martí ha recordado en declaraciones a los medios tras la Junta de Portavoces local que BComú rechaza el fallo del Supremo, pero que esto no es contradictorio con apostar por un “momento de mayor tranquilidad” para emprender el debate político que consideran necesario. Más, si se tiene en cuenta que uno de los condenados es también concejal municipal, el exconsejero de Interior Joaquim Forn (JxCat).

Jordi Martí, concejal de Presidencia y Territorio del Ayuntamiento de Barcelona, presentando el Barómetro Semestral / AjBCN
Jordi Martí, concejal de Presidencia y Territorio del Ayuntamiento de Barcelona, presentando el Barómetro Semestral / AjBCN

Reclama que Barcelona debe ejercer su papel de “espacio de diálogo y de encuentro” en Cataluña para que todas las opciones políticas sean escuchadas y tenidas en cuenta. “No vamos a incrementar las escenificaciones y el conflicto en un momento en el que necesitamos justo lo contrario”, ha sentenciado.

Llamamiento a las vías pacíficas

Su homóloga en el PSC, Laia Bonet, incide en otra de las peticiones a las que se ha llegado de forma unánime en la Junta de Portavoces. El “llamamiento a la calma y a la tranquilidad” para que todas las nuevas manifestaciones que tengan lugar en la ciudad sean pacíficas y se eviten de nuevo las imágenes violentas que se han dado durante la noche del martes.

La candidata socialista, Laia Bonet, en un acto del PSC / EUROPA PRESS
La candidata socialista, Laia Bonet, en un acto del PSC / EUROPA PRESS

Los disturbios que han acabado con la quema de 250 contenedores valorados en 320.000 euros. “No son cifras pequeñas”, señala Martí. Además, a ellas se le debe añadir el coste de las actuaciones de limpieza suplementaria que se ha tenido que llevar a cabo en la ciudad y los asfaltados que requerirán las vías más afectadas. Los portavoces del Gobierno reconocen que los servicios técnicos municipales aún valoran qué calles necesitarán este tipo de actuación, por lo que no se puede fijar una cifra final.

Pleno ordinario el 25 de octubre

La agenda política del Ayuntamiento de Barcelona se retomará el próximo lunes, cuando se empezarán a celebrar las comisiones atrasadas. Tanto Martí como Bonet mantienen que con el calendario actual, todos los encuentros habrán concluido el viernes 25 de octubre. Será entonces cuando se celebre el pleno ordinario de la capital catalana.

BComú deja la puerta abierta a convocar más adelante otro pleno extraordinario para mantener el debate exclusivo sobre la reacción a la condena del Supremo. PSC no comparte esta decisión, aunque delante de las cámaras ambos partidos mantienen la unidad institucional y mandan el mensaje de que esto no ha erosionado el pacto de legislatura.

El resto de partidos de la oposición ya han criticado la decisión de la alcaldesa. Los más vehementes han sido ERC y JxCat, ya que no aceptan dilaciones para que el Ayuntamiento de Barcelona mantenga el debate.