Menú Buscar
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en una imagen de archivo / EFE

Ciudadanos, dispuesto a buscar un presidente del PSOE en Murcia

El líder de la formación naranja, Albert Rivera, lamenta que el PP no tenga a nadie capaz de sustituir a un "imputado por corrupción"

3 min

Albert Rivera, no ha perdido la esperanza de que el PP cambie de opinión y proponga a otro presidente en Murcia para relevar a Pedro Antonio Sánchez, investigado en el caso Auditorio. El presidente de Ciudadanos ha avisado de que si el PP no tiene otro candidato "habrá que buscarlo en la segunda lista más votada", el PSOE, con el que el partido naranja se reunirá el miércoles.

"Si el PP se empecina en mantener a un imputado por cuatro delitos de corrupción y rompe el pacto, habrá que buscar soluciones", ha dicho en una entrevista en Onda Cero, en la que ha remarcado que "lo triste es que el PP no tenga a nadie capaz de sustituir al imputado por corrupción".

Un paso atrás

Para Rivera, el problema en Murcia es que hay una "división interna" en el seno del partido, puesto que algunos, como el expresidente Alberto Garre, "piden lo mismo que Ciudadanos y que el 65% de españoles". Los problemas internos de corrupción, ha dicho, están "manchando" la gobernabilidad de la Región, y además en un momento en que el pacto PP-C's iba "razonablemente bien".

Además, ha lamentado que empeñarse ahora en proteger a un investigado es dar un "paso atrás" respecto a lo que Ciudadanos ya creía consolidado, puesto que en otros lugares de España enseguida fueron apartados".

"No" a nuevas elecciones

Para Rivera, en esta situación hay tres opciones: que el PP ponga un candidato nuevo no imputado, que haya elecciones anticipadas --que "no es lo más deseable”--, o que los "murcianos decidan si quieren un presidente imputado o no". Así, ha dejado claro que Ciudadanos no va a seguir apoyando a Sánchez ni le va a garantizar la gobernabilidad.

Eso sí, ha reconocido que cuando habló de que Rajoy tal vez protege a Sánchez porque sabe algo sobre la financiación del partido, fue una "mera especulación", aunque acto seguido ha añadido que Rajoy tiene "antecedentes de proteger a investigados".