Menú Buscar
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

Cifuentes emprende otra guerra contra el Ayuntamiento de Madrid tras el derribo de un monumento franquista

Las iniciativas sobre la memoria histórica siguen levantando ampollas en el PP, que considera que se ha llegado a puntos "intolerables"

Redacción
2 min
El derribo del obelisco histórico en memoria del Alférez Provisional por parte del Ayuntamiento de Madrid ha obrado como catalizador para que el gobierno del PP en la Comunidad haya cargado de nuevo contra cualquier iniciativa de memoria histórica emprendida por el consistorio municipal. 

El Ejecutivo de Cifuentes ha considerado que la decisión atenta "contra Ley de Patrimonio", dado que el monumento en cuestión se encontraba junto a un edificio catalogado. La Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid ya anunció este lunes que abriría una investigación y ahora no descarta denunciarlo ante la Fiscalía.

El equipo municipal de la ciudad ha respondido que los vestigios son de “titularidad municipal” y, en consecuencia, puede retirarlos si así lo considera oportuno, según han informado El País.

Placas a Calvo Sotelo

Este derribo no es el primero que levanta la polémica entra las dos administraciones. Sin ir más lejor, Cristina Cifuentes calificó de “intolerable” que el consistorio retirase el monumento en recuerdo al fusilamiento de ocho monjes carmelitas en el cementerio parroquial de Carabanchel Bajo de Madrid.

Por su parte, el portavoz adjunto del PP en la ciudad, Íñigo Henríquez de Luna, ha informado que interpondrá una denuncia ante los juzgados “contra la decisión arbitraria” de quitar monumentos que él considera ajenos al régimen franquista.

En su denuncia, a la que el mismo rotativo ha tenido acceso, el dirigente popular critica la decisión de “quitar las placas a José Calvo Sotelo, líder de la oposición en 1936 y asesinado por los escoltas del ministro Indalecio Prieto antes del inicio de la Guerra Civil”.