Menú Buscar
Imagen de la evolución del Ibex 35 desde la Bolsa de Madrid del viernes pasado, un selectivo que también se ha visto afectado por el 'efecto Cataluña' / EFE

El “efecto Cataluña” se cuela en las carteras de inversión

Incrementan las consultas de clientes para clarificar la exposición de sus posiciones y surgen ‘gestores buitre’ que sacan pecho de su baja exposición a valores catalanes

5 min

La crisis política catalana también ha tenido efectos entre los gestores de carteras de inversión. Más consultas y nerviosismo de clientes, ventas tácticas a poco más de tres meses del cierre del ejercicio y la eclosión de gestores buitre que intentan captar capital con la etiqueta de no catalán en sus fondos son realidades que se dan en las últimas semanas, explican los profesionales del sector.

Fuentes cercanas al banco de inversión Renta 4 explican que en los últimos días se han incrementado las llamadas de clientes a sus gestores para que les expliquen con detalle qué efecto puede tener la volatilidad que se ha instalado en el Ibex 35. También ha pasado factura a los grupos catalanes, que han frenado los descensos de las valoraciones con la oleada de cambios de domicilio social que se ha producido en el selectivo español.

Nerviosismo de los clientes

Los profesionales de la entidad dirigida por Juan Luis López García indican que el nerviosismo es similar al que registraron con la quiebra de Banco Popular o en los momentos más duros de la crisis económica, cuando el fantasma de la intervención sobrevolaba España.

También hay similitudes en este momento por los efectos del procés sobre la prima de riesgo española, por lo que también lastra la actividad general del país.

Valores a la baja

“El 90% de nuestras carteras están fuera de España, sólo tenemos un fondo patrimonial español”, indican desde Cobas AssetManagement, la compañía de Francisco García Paramés. Remarcan las diferencias entre la filosofía de gestión del grupo y el de otros gestores que se han lanzado a las tendencias bajistas del parqué español.

Los portavoces del grupo dejan claro que “la política no nos importa” a la hora de definir estrategias de inversión. “Apostamos por la paciencia absoluta y por ir a contracorriente”, y apunta que “un valor esté bajo no quiere decir forzosamente que sea bueno”.

Objetivos de rentabilidad anuales

Otros responsables de gestoras activas en España que piden el anonimato reconocen que muchos gestores han suscrito “ventas tácticas” en los últimos días “por el cierre del ejercicio”. Los que han cubierto a principios de octubre los objetivos de rentabilidad quieren evitar a toda costa sorpresas que pusieran en riesgo el cobro de sus bonus anuales, por lo que han vuelto a posiciones más conservadoras.

Relatan que antes del 1-O la posible independencia de Cataluña no era una cuestión que se abordara en las inversiones financieras, pero las imágenes de la jornada del referéndum propiciaron la inquietud. Aunque, igual que sus compañeros, indica que se trata de “preguntas sin mayores dramatismos”.

Gestoras ‘buitre’

Otra de las eventualidades del procés en los mercados ha sido la eclosión de los llamados gestores buitre. Responsables de fondos poco conocidos que hacen gala de su nula exposición a valores catalanes como elemento para captar fondos.

Los profesionales alertan de que una inversión basada únicamente en esta máxima puede llevar a sorpresas desagradables en el futuro. Recomiendan “destripar las carteras” en las que se va a confiar el dinero antes de dar el paso.

Previsión semanal del Ibex 35

En cuanto a la previsión del Ibex 35 para la próxima semana, el analista de XTB Manuel Pinto indica en un comunicado que el selectivo español “deberá estar en consolidar los niveles actuales y moverse en una horquilla de entre los 10.100 y los 10.400 puntos”.

Con todo, su evolución dependerá del “ambiente general”, y en la agenda semanal está apuntado con mayúsculas la respuesta que debe dar el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al líder del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, sobre la declaración de independencia de Cataluña. El paso previo a la posible activación del artículo 155 que se espera, según otros analistas, que desate de nuevo la incertidumbre en el parqué.