Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Banderas independentistas ante el Palau de la Generalitat el día de la firma del decreto de convocatoria de la consulta del 9N / EFE

Brunet: “El ‘procés’ ha provocado la abrasión social y económica de Cataluña”

El profesor de la UAB publica ‘Economía del separatismo catalán’, donde analiza los daños del desafío secesionista, la “vampirización” de las instituciones y la “guerra híbrida” de la inmersión

6 min

“Lo que nunca debió ocurrir”. “Lo que ha ocurrido”. “Lo que nunca ocurrirá”. Estos títulos resumen las tres partes que componen Economía del separatismo catalán (Planeta), el nuevo libro de Ferran Brunet que sale a la venta el 26 de enero. Un libro sobre las consecuencias económicas, sociales y políticas del desafío independentista que bien pudo llevar el subtítulo de El procés ens roba. Pero la corrección editorial pudo más. Profesor de Economía Aplicada en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Brunet analiza, a partir de una gran profusión de datos, estadísticas y autores, las negativas consecuencias de esa gran explosión que, “sin llegar a un choque de trenes porque el Estado lo evitó, ha supuesto una abrasión social, económica y en las relaciones políticas, sociales y económicas en Cataluña”, explica el autor a Crónica Global.

ferran brunet
El profesor de Economía Aplicada de la UAB, Ferran Brunet

El libro, dividido en 75 capítulos, es fruto de cuatro años de trabajo en los que ha indagado en la brecha de PIB, la fuga de empresas, la reducción de la inversión extranjera, el auge de Madrid frente a la regresión catalana… “Hablé con empresarios alemanes. Estaban indignados. Recuerdan que el procés cambió las reglas del juego, es decir, el Estado de derecho”, afirma Brunet, uno de los fundadores de Sociedad Civil Catalana. Califica de “apoteósica” la caída de la inversión extranjera en Cataluña, que la Generalitat tapa “con datos parciales”: “Yo he analizado las cifras durante 10 años”.

Portada del libro de Ferran Brunet 'Economía del separatismo catalán' / PLANETA
Portada del libro de Ferran Brunet 'Economía del separatismo catalán' / PLANETA

En este sentido, afirma que la inversión extranjera recibida por Madrid entre 2010 y 2019 fue cuatro veces la que recibió Cataluña. Y tras el referéndum y la declaración de independencia (DUI) de octubre de 2017, “Cataluña recibe 15 veces menos inversiones extranjeras que Madrid”.

El descenso del PIB

El PIB catalán, sostiene Brunet, se ha resentido también del proceso secesionista hasta alcanzar un descenso del 4,6%, unos 10.626 millones, cifra a la que hay que añadir la destrucción de 117.000 empleos. Asimismo, explica el autor en su libro, el 23% de los españoles hace boicot a los productos catalanes. “Cada vez exportamos menos al resto de España. Aumentar las ventas parece imposible, a duras penas se podrán mantener”, advierte.

deficit
Déficit y deuda en Cataluña y Madrid / FERRAN BRUNET

Junto a esos efectos nocivos en la economía catalana, es decir, “lo ocurrido”, Brunet aborda las claves del movimiento procesista, “lo que nunca debió ocurrir”, creado por CiU, ERC, CUP, apoyados por Òmnium Cultural y Assemblea Nacional Catalana; apoyado en un gobierno autonómico con amplias competencias y un potente aparato mediático y lo que el economista califica de “vampirización” de entidades civiles, sindicatos, patronales y colegios profesionales.

inmersion fracaso
Cifras del fracaso escolar en Cataluña según la lengua materna de los alumnos

 

Sin olvidar la promoción del catalán, tema candente de nuevo, que califica de “guerra híbrida” pues “provoca fragmentación y exclusión, mientras que el fracaso escolar alcanza un 30% en los alumnos castellanohablantes, frente a un 17% de catalanohablantes. En Madrid, esa cifra apenas supera el 9%”.

Polarización que no revierte

Ferran Brunet advierte de que la polarización creada por el procés “no se revierte” y pone como ejemplo lo ocurrido en Quebec, donde el proceso de autodeterminación ha ido acompañado de una crisis económica, mientras Toronto despegaba.

“Lo que nunca ocurrirá” es, según el economista, la independencia catalana, que considera “inviable económicamente” por el desplome del PIB y del empleo. Bromea con los “55.000 millones de pujoletes extra (moneda de una supuesta Cataluña independiente) que anualmente necesitaría ingresar Cataluña”. Porque ¿quién pagaría las pensiones de los catalanes? “El déficit sería muy superior a los actuales 1.664 euros por año y pensionista, al que hay que añadir la reducción de los ingresos por cotizaciones debida a la caída del comercio con el resto de España y con la UE y al incremento de prestaciones por cese de actividad y mayor paro”, avisa.