Menú Buscar
Antigua sede central de la Agencia Tributaria de Cataluña, situada en la calle Fontanella de Barcelona, que ahora ocupará la Intervención General de la Generalitat / CG

Batacazo: la Hacienda catalana solo logra recaudar el 0,06% de los impuestos estatales

Cada vez menos personas y más entes públicos se apuntan a pagar los impuestos a la Agencia Tributaria de Cataluña en vez de al Estado, sumando cifras insignificantes

Redacción
11.04.2016 19:41 h.
2 min

La Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) ha recibido 40,3 millones de euros de impuestos de competencia estatal desde 2013 que contribuyentes catalanes han presentado de manera simbólica para mostrar su apoyo a la independencia de Cataluña, aunque la ATC los ha ido traspasando al Estado.

Así consta en respuestas parlamentarias que también indican que en los últimos tres años ha ido aumentando esta acción simbólica entre ayuntamientos y otros entes públicos, y ha disminuido entre particulares y empresas.

Y es que las personas físicas y jurídicas que ingresaron impuestos estatales en la ATC fueron 473 en 2013, 222 en 2014 y 178 en 2015, mientras que el número de entes públicos ha sido de 63, 80 y 104 en el último trienio.

Cifras insignificantes

Respecto a la recaudación, ha evolucionado al alza, desde 6,8 millones en 2013 a 15,26 en 2014 y 18,27 en 2015, y corresponde principalmente al IRPF y el IVA.

La Generalitat ha explicado que la ATC tramitó la transferencia de estos ingresos a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) "para minimizar el riesgo de sanciones".

El carácter simbólico de estas acciones es patente si se comparan con las cifras totales de recaudación de Hacienda en Cataluña, que en 2015 fueron de 14.438 millones de euros en el caso del IRPF y de 14.731 millones en el caso del IVA, según consta en su página web.

Comentar
Antoni Ferret 13/04/2016 - 08:55h
És que això no té futur.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información