Menú Buscar
Polémicas cruces amarilllas independentistas colocadas en la playa de Canet de Mar / TWITTER

Un Ayuntamiento tilda de 'fiebre española' a los partidos no 'indepes'

El estand oficial del Consistorio de Canet (ERC) reparte folletos en la Feria Modernista con alusiones al 1-O y la pócima del "doctor Puchimont'

14.09.2019 11:25 h.
2 min

El municipio costero de Canet de Mar (Barcelona) celebra su décimosegunda Fira Mercat Modernista. Su Ayuntamiento, gobernado por ERC, cuenta con un estand oficial donde se reparten folletos sobre la “fiebre española”, alusivos a los partidos no independentistas. El contenido de esa circular ha provocado quejas de vecinos que, lejos de tomárselo a broma, se han puesto en contacto con Crónica Global.

“La grave pandemia que asoló nuestra villa en 1918 se manifiesta nuevamente estos días”, indican esas octavillas. 

“Algunos entendidos aseguran que el dicho “fiebre española” no ha dejado nunca de afectar al pueblo. En otras poblaciones vecinas la sufrieron especialmente el pasado 1 de octubre de 2017, con síntomas evidentes de dolores corporales (como haber sido apalizados salvajemente), dolor de cabeza repentino y brotes de rabia contenida)”.

canet fiebre
Folletos repartidos en la Feria Modernista de Canet sobre la "fiebre española" / CG

En Canet de Mar, añade el panfleto, “la población se vacunó el pasado mes de mayo impidiendo que la enfermedad afectara a las estructuras orgánicas de la villa --en referencia a PP, Ciudadanos y UDEC, partidos que no obtuvieron representación--, pero a pesar de ello, hay que estar en alerta. Esta ‘fiebre española’ puede volver a ser pandémica en cualquier momento”.

“Por ello, aprovechamos esta Fira Modernista para comprobar, cauterizar y analizar la extensión real de esta enfermedad tan mortífera para nuestra sociedad”, concluye el texto, que ofrece la “Pócima contra la fiebre española del doctor Puchimont. Hierbas naturales del Montseny”.

A pesar de esta alusión al expresidente Carles Puigdemont, la alcaldesa de esta localidad es la republicana Blanca Arbell.