Menú Buscar
Fotomontaje de Ángel Hernández, autor intelectual del boicot a la ofrenda floral de Quim Torra, con el gobierno catalán / CG

"Poner el himno español en la Diada es más libertad de expresión que pitarlo"

Ángel Hernández, cerebro de la acción de protesta contra Torra en la ofrenda floral de la Diada, anuncia nuevas acciones tras la sentencia a los políticos presos juzgados en el Tribunal Supremo

13.09.2019 00:00 h.
8 min

Ángel Hernández preside la Fundación España Responde (FER), que se reivindica como "autora intelectual" de hacer sonar el himno de España durante la ofrenda floral de Quim Torra en la Diada desde un hotel cercano en las calles Bailèn y Alí Bei. Este enfermero jubilado, que casualmente cumple años el Día de la Hispanidad, se define como "constitucionalista a tope".

Hernández revela que la acción nació para promover la "movilización ciudadana" de la parte "no nacionalista" de la sociedad catalana en las convulsas fechas de septiembre y octubre. En este periodo se van a concentrar ahora la Diada de Cataluña, el 12-O y la sentencia de los políticos presos, además de la previsible convulsión política. Preparan nuevas acciones: una para cuando salga la sentencia y la otra para la Hispanidad.

--¿Cómo se gesta toda esta acción?

--Teníamos distintas iniciativas para llevar a cabo, algunas todavía en el tintero. El 11 de septiembre tenía como opciones la ofrenda floral por la mañana y la manifestación por la tarde. No hubo más complicación, contactamos con las brigadas de limpieza con las que España Responde ha colaborado en otras ocasiones, incluso financiando a sus abogados. Luego ya decidimos afinar más y que fuera justo cuando apareciera Quim Torra. Lo único que hacía falta era un equipo de música potente para poner el himno nacional. 

--¿Qué os parece que los dos identificados puedan acabar imputados por "desórdenes públicos"?

--Estamos acostumbrados. Por quitar lazos o una bandera ya hay problemas con los Mossos, cosa que no ocurre en sentido contrario. Nos amedrantan para intentar cohibirnos, cuando esto es un acto de libertad de expresión pura y dura mucho más justificado que la de pitar un himno. Yo creo que todo esto se quedará solo en la identificación, porque a mí esto de la alteración de un acto autorizado, no sé... Si no, pues oye, les daremos a los afectados toda la protección. El doble embudo funciona mucho y muy bien en Cataluña, y tenemos que asumirlo al coste que sea. 

--La portavoz del Govern tachó vuestra acción de "incívica". ¿Fue una falta de respeto boicotear el acto?

--Una falta de respeto no lo será nunca cuando el acto estaba dirigido y encaminado a ensalzar a unos golpistas en contra de la mayoría de la población catalana. Lo que sí que es una falta de respeto es que se apropien de una jornada que nosotros no compartimos. Quienes ofenden a más de la mitad de la población son ellos con su falta de sensibilidad, les pone nerviosos oír el himno nacional.

--¿Cómo planteáis vosotros la Diada?

--Se debería celebrar la victoria de Felipe V, que era el Rey legal al que las Cortes Catalanas habían jurado fidelidad. Luego, una parte del catalanismo se sumó a la casa de Austria en 1701. El Borbón era el Rey legítimo, los traidores eran ellos. No entendemos que se diga que Casanova era un patriota español, eso no es cierto. Era un españolazo de su España y se tendría que matizar: era un patriota pero su Rey era un traidor, era un austracista. 

--¿No contribuís así a mantener la tensión en lugar de destensar y dialogar?

--Puede ser, pero hay que estar preparado y seguir contestado. Hay gente que no entiende que hay dos interlocutores y que representan a dos Cataluñas: la independentista y la no nacionalista. No vamos a dejar que nos ignoren. Hay que negociar, hay que dialogar, primero entre catalanes. Ningún gobierno de España debe pactar solo con el catalanismo aunque controlen las instituciones. A ver si somos capaces de ponernos de acuerdo, porque la otra parte existimos.

--¿Diálogo pasa por el indulto?

--Estamos por la aplicación de la ley y el acatamiento. Podremos enfadarnos más o menos si la sentencia es suave o es menos rigurosa, pero es la justicia, estamos en un país democrático y no aceptar la aplicación de la legalidad es una rebelión. Si se lleva a un extremo es un golpe a la democracia: el que la hace la tiene que pagar. 

--Entonces, ¿cómo se soluciona todo este conflicto?

--Con respeto entre las dos comunidades. Mientras el nacionalismo diga que no somos catalanes no hay respeto y no hay diálogo posibles, eso es primordial. Tan respetuoso es el Honorable como el último ciudadano que está en desacuerdo con él. Si no hay reconocimiento de que todos somos pueblo de Cataluña, se venga de donde se venga y se tengan los apellidos que se tengan hay poco que hacer. Igual que con la lengua...

--¿Qué pasa con la lengua?

--Pedimos algo que el PP prometió hace poco: una ley de lengua y no la ley de lenguas que quieren hacer otros. Una norma a nivel nacional que regule el uso del idioma común en toda España. En los acuerdos internacionales sobre lenguas minoritarias se habla de la protección y promoción, pero nunca en detrimento de la oficial.

--Pero el catalán es lengua oficial de Cataluña. Las Constitución la reconoce como tal en los territorios donde es propia... 

--Sí claro, las lenguas cooficiales lo son de sus territorios. Yo me refiero a la lengua del país, los tratados no los ha firmado Cataluña, los ha firmado España. 

--¿Defendéis la España constitucional?

--Mucho. Una de las conferencias que estamos preparando tiene que ver con debatir quién es constitucionalista y quién no lo es. Consideramos que no lo son aquellos que quieren cambiar la Constitución, aunque sea por los cauces legalmente establecidos. Puedes ser republicano o querer un Estado confederal, y hay que respetarlo, pero eso no es ser constitucionalista, es querer hacer una constituyente. O al revés, se puede defender legalmente un estado centralista, pero eso choca con las autonomías actuales.  

--¿En eso incluís al PSOE o al PSC?

- Al PSC por supuesto. Fui fundador, nos ha engañado igual que nos engañó el PSUC. Conozco perfectamente a los socialistas catalanes, que han estado controlados por élites catalanistas transversales que en muchos casos ni siquiera formaban parte del partido. 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información